Entretelones

Solo por el nombre

Las divisiones al interior del Partido Acción Nacional (PAN) en Hidalgo recobraron fuerza y los grupos antagónicos al dirigente electo en 2014, Asael Hernández Cerón arreciaron los señalamientos y cuestionamientos respecto al desempeño del comité, bajo el argumento de que no existen cuentas claras y sobretodo que nada le deben.

Tal vez el error más grande del dirigente fue proporcionar elementos que permiten al grupo mayoritario en el Consejo Estatal del partido asegurar que los triunfos obtenidos en la elección concurrente no los deben a los resultados de una dirigencia, sino a la coyuntura política y social, pues la ciudadanía a través del voto diferenciado externó su rechazo a gobiernos y representaciones, en gran parte de extracción priista, carentes de resultados.

En diciembre de 2014, el ex líder de los jóvenes panistas en la entidad, Asael Hernández resultó electo como presidente del instituto partidista en fórmula con Prisco Manuel Gutiérrez, desplazando así a Alejandro Moreno Abud quien buscó ser reelecto en el encargo que alejo de una oposición real al panismo.

Desde ese momento, Hernández Cerón enfrentó medios de impugnación por la elección interna, finalmente fue ratificado por el Comité Nacional del partido y a sus opositores les quedo solamente cuestionar constantemente el que no abandonara su encargo como alcalde de Tezontepec de Aldama, un hecho que le ha generado grandes problemas y sirve de argumento para criticar su falta de presencia en la directiva antes y durante el desarrollo del proceso electoral.

En varias ocasiones el dirigente ha sido cuestionado al respecto y como respuesta alude no estar impedido de abandonar la presidencia de su municipio natal; sin embargo no es suficiente porque no queda claro por qué ante un proceso electoral tan importante en la entidad, idóneo para que la oposición lograra la tan nombrada y desvanecida alternancia política, el líder panista no centró todos sus esfuerzos en ello y evidenció su interés por prácticamente garantizar una posición en el Congreso local a su hermano Santiago Hernández Cerón, lo cual mantiene la pregunta ¿por qué tanto interés en no perder poder en su región?, si pudo lograr legitimarse como un perfecto líder opositor operando y guiando al PAN a nivel estatal.

Es cierto que el PAN Hidalgo obtuvo resultados históricos en la pasada elección, los panistas deben tener claras las circunstancias en las que se obtuvieron, realizar una introspección sería y realista, concentrarse en rescatar al panismo crítico y propositivo “plasmado en los ideales que le dieron origen”, sacudirse a los protagonistas que solo buscan eso y construir un verdadero instituto político con liderazgos propios sin necesidad de recurrir a refritos o peor aún, a títeres.

En esta reconfiguración albiazul serán fundamentales las acciones y sobre todo los resultados a las demandas ciudadanas de todos los que resultaron electos, hay muchas expectativas en torno a los panistas ganadores en los ayuntamientos, sobretodo en la zona metropolitana, de ellos dependerá también el rumbo del partido en los comicios venideros.

De nueva cuenta el escenario en Hidalgo para el PAN es ideal, no hay cabida para las víctimas y victimarios si el objetivo principal es constituir una verdadera opción política, de lo contrario será indudablemente un partido de oposición solo por el nombre.

@JanetBaS