Entretelones

Aspirantes independientes, con una gran batalla por delante

Digno de reconocimiento es el papel que jugaron las candidaturas independientes en el proceso electoral que recientemente vivió la entidad; por primera ocasión una treintena de ciudadanos participaron bajo este nuevo esquema de postulación a cargos de elección popular e hicieron valer el derecho constitucional de todo mexicano a ser votado con todo y los obstáculos que representa obtener el registro y hacer campaña con recursos propios y financiamiento público raquítico.

Solo uno de los candidatos independientes logró su objetivo, el triunfo de Francisco Javier Hernández Cortez por la presidencia municipal de Tlanalapa con 49 votos de diferencia con el abanderado de Movimiento Ciudadano; sin embargo los partidos políticos interpusieron juicios de inconformidad que el Tribunal Electoral de Hidalgo (TEEH) deberá resolver antes del 5 de agosto.

Los recursos jurisdiccionales fueron interpuestos por la coalición convenida entre el Partido Revolucionario Institucional (PRI), el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza, al igual que por Movimiento Ciudadano, quienes buscan controvertir los resultados para arrebatar el triunfo a las postulaciones ciudadanas.

Los independientes obtuvieron votaciones nada despreciables en municipios importantes; sin embargo también funcionaron como elementos para la pulverización del voto, como el caso de Pachuca y Tulancingo.

Pese a que son una gran oportunidad para la ciudadanía, los candados estipulados en la ley hacen casi imposible el acceso a esta figura si no se cuenta con un liderazgo sólido, capaz de reunir en menos de 30 días y sin recursos económicos el 3 por ciento de firmas de ciudadanos que conforman el listado nominal del municipio, un requisito que no se le exige a los partidos y que más de uno de los aspirantes independientes consideró los coloca en evidente desventaja, aunque otros más señalaron que se trata de mecanismos estipulados “para que no cualquiera se pueda postular a un cargo de elección”, un tema que resulta contradictorio a lo establecido en la constitución política del país.

La falta de participantes ciudadanos como candidatos a las diputaciones locales  por la vía independiente necesita tener una lectura; los presidentes municipales son la autoridad más próxima a la población y puede resultar que esa en la principal razón del interés que despertaron las candidaturas libres; no obstante da lugar al análisis del papel que juegan los legisladores locales y sobretodo la percepción, conocimiento e beneficio que el ciudadano tiene de su labor.

En dos años se renovarán las diputaciones locales, será un proceso que coincidirá con la elección presidencial; sin embargo los legisladores salientes no avizoran la posibilidad de realizar reformas a las leyes locales para hacer más accesibles las postulaciones sin estar afiliado o respaldado por algún instituto político o poder fáctico, lamentablemente son pocas las esperanzas para quienes pretendan postularse por esta vía a menos de que se trate de un gran liderazgo con trabajo previo y tangible que le permita cumplir con los requisitos para contender y dar la batalla en las urnas.

@JanetBaS