Política cero

La vida es un carnaval

Lo que importa es que impere el pensamiento positivo. Lo recomienda el maestro Samuel Beckett: “Si tienes la mierda hasta el cuello, lo mejor que puedes hacer es ponerte a cantar”. Por eso en vez de lamentarse cual plañidera debido a la guamiza que le está poniendo el dólar al peso como el resto de la parvada, el licenciado Peña Nieto no solo ha dicho con mucha razón que hay otros países a los que les va peor, sino que, además, es lo mejor que le pudiera pasar a la patria porque con la divisa gringa al alza se incentiva el turismo y la inversión. Eso tranquiliza, sobre todo después de que Carstens nos asustó con la sábana del muerto.

Esta lógica es estupenda, más si está amenizada por los jocosos comentarios de El Piojo Herrera, que ha vuelto. Ya lo extrañábamos. Sobre todo porque junto a Fox, el ex técnico nacional está a la altura de Arquímedes, el de la palanca, no el “Arquímides” de avenida Masaryk en Polanco, que quedó tan padre como la Línea 12 del Metro. Tanto que es una lástima que el ex delegado perredista en Miguel Hidalgo y hoy diputeibol, Víctor Hugo Romo, no quiera reconocer las maravillas que se erigieron en Polanco, en la Ciudad de México, para el goce de unos vecinos que no saben valorar y que se pusieron como maestros del CNTE al ver en la inauguración que había faltas tanto de orografía como de ortografía. O sea, qué delicados. Con tanta gente mal agradecida, está bien que Romo no acepte ninguna responsabilidad sobre esas obras que parecen hechas peor que las de OHL en el Edomex. Eso, aunque la STC dice que son un dechado de virtudes, seguramente al nivel de la FIFA.

Como sea, lo de El Piojo es una maravilla, sobre todo cuando afirma que él no es una persona violenta, aunque sí de mecha corta, que por eso siente que en efecto traicionó al equipo.

Eso lo pudieron haber dicho con toda facilidad Los Chuchos ante la debacle del PRD. Cómo estarán de mal que revivieron a Leonel Nodoy Godoyuna, ex góber de Michoacán, para encabezar una comisión para el acercamiento con otras fuerzas progresistas. Sí, como ni el PT los quiere, han de andar buscando hasta a los perros que le ladran a Mancera.

Como que les falta el espíritu positivo de César Duarte, que tuvo mucha suerte, incluso en que el helicóptero del accidente no fuera de la Conagua.

jairo.calixto@milenio.com

www.twitter.com/jairocalixto