Política cero

Pero ven, ven y ven, animalito ven

Más o menos al ritmo de esta bonita melodía les jugaron los de Toluca, emisarios del grupo Atlacomulco, a los Pumas, que hilvanan su enésima derrota en CU, en una de las crisis más infames de que se tenga memoria, y que muy probablemente solo tenga remedio no a través de un exorcismo para que directiva y jugadores vomiten sus demonios, sino ya de plano con una lobotomía colectiva. Eso, o buscar al comisionado de Gobernación en Michoacán, Alfredo Castillo, que ha evaluado con tanto optimismo su labor de una semana y tiene tanta confianza en lo que se vislumbra, que de plano ya le avisó a los grupos de autodefensa y policías comunitarias que ya no tiene sentido su existencia, que depongan las armas, que regresen a sus labores cotidianas, que el imperio de la ley ha recuperado los territorios ocupados por los Templarios y que La Tuta ya no le hará sombra al Chapo Guzmán cuya fama se ha visto muy disminuida por su culpa.

Como ya tiene casi todo resuelto luego de apañar a 38 templarios que no templaron el acero (nomás le faltarían los cabecillas más notables, y asegurarse de que ya en el tambo no vivan cual padrotes, pero cuál es la prisa), y ya con mucho tiempo libre, el comisionado podría diversificar sus actividades. Quizá apoyar al equipo universitario ofreciéndole un viaje mágico por Tierra Caliente para que sepan lo que es amar a Dios en los caminos de Michoacán y balaceras que voy pasando. Luego, no estaría mal que se dé una vuelta por la plenaria del PAN en Morelia, pues entre tanta cuchillada trapera y filtración, no se sabe cuáles son los grupos de autodefensa y cuáles son los de autoayuda entre maderistas y corderistas.

Y ya que anda por ahí, don Alfredo tendría que hablar con el ex presichente Fox con el único fin de explicarle que no puede andarle echando la culpa de lo que pasa en la zona purépecha a Felipe Calderón. Está bien que el muchacho nada chicho de la narcopelícula gacha hizo hasta lo imposible por convertir aquello en una sucursal del infierno, pero se ve mal que don Vicente se empeñe en quedar bien con Peña Nieto de una manera tan poco elegante. Digo, al menos que se ponga unas rodilleras. Como sea, si ni con una pequeña ayuda del comisionado Gordon de Michoacán pueden meter un gol, los Pumas podrían preguntarle al América a cómo está el kilo de árbitro, igual y les consiguen un descuento.

A ver, canten conmigo, pero ven, ven y ven, animalito ven...

jairo.calixto@milenio.com

www.twitter.com/jairocalixto