Política cero

Nunca más ‘El sinamigos’

Si algo destacaron, con muy mala fe, los reyes del fake news en la reunión del G-20, cuyo único y verdadero logro fue la resucitación del movimiento globalifóbico (de hecho, se tenía casi la certeza de que solo quedaba Donald Trump como acérrimo enemigo de la globalización, además de su Jr. que se quiso poner muy perrinsky al complotar con los rusos en contra de la Hillary que, como era de esperar, lo sacaron a balcón cual ebrio con vodka Oso Negro), fue la dificultad del licenciado Peña para hacer amigos en el extranjero como ha podido evidenciarse desde los tiempos en que Trudeau y Obama lo abandonaron a su suerte. Las imágenes son elocuentes y vemos a don Enrique solo con su soledad, solo con sus sentimientos, mientras el resto de los altos mandatarios se la pasan bomba imaginando cómo conquistar el mundo.

Lo bueno es que Justin lo rescató, como esperamos que también lo haga con lo del TLC.

Seguramente la vida interna del presidente es muy intensa y no necesita estar imbuido en el bullicio de la falsa sociedad debido a sus grandes responsabilidades. ¿Qué tal si en Los Pinos no clasificaron bien la basura y todavía hay suspirantes a los que no saben si meter en el bote del reciclaje o de los bultos chafas? ¿O si aparece otra grabación de Javiercito Duarte hablando con su cuate Tarek Abdalá, ex tesorero veracruzano y próximo ex diputado, en espera de que lo apañen por transa como a los otros 143 funcionarios que, según, está buscando la autoridad por pasarse de lanza con su declaración patrimonial?

O peor aún, no vaya a ser la de malas y anulen las elecciones en el Edomex como podría pasar en Coahuila y sea necesario volver a convocar a todos los acarreados, mapaches, alquimistas electorales y embarazadores de urnas a domicilio.

Ante tamañas y enojosas situaciones, es momento de que Peña busque espacios más sanos para buscar amistades verdaderas. En el PRI hay puro lamesuelas y oportunistas que nada más buscan sacarle un hueso o algo, no se diga en el Verde y en el PRD, donde no se quitaría de encima a los zalameros de Los Chuchos; en el PAN tendría que aguantar a Margarita que alega, un día sí y otro también, que ella va sola, que es la mejor, que solo con ella ganarían la Presidencia y esas cosas.

Así, sobre todo ahora que están en la apertura democrática, el gran EPN podría ir a Morena. Ahí se toparía quizá un poco de linchamiento como ha ocurrido con Lino Korrodi, Bours, Romo, la Gordillo y varios más, pero una vez pasado por la purificación y la pasteurizada (¡pobres de aquellos cínicos que no creen en el poder del arrepentimiento!), encontraría sinceridad, austeridad y abrazos revolucionarios.

Ya nunca más le dirán El sinamigos porque estará con los Amigos del Peje.

AMLO dirá: “No puedes ganar en el capitalismo salvaje, con las herramientas del comunismo primitivo”.

jairo.calixto@milenio.com
www.twitter.com/jairocalixto