Política cero

¿Quién se robó mi Frutsi y mi Pingüino?

Órale, qué tal que gracias al apoyo incondicional de las fuerzas vivas, del “lucha, lucha, no dejes de luchar” y con un empujón del PAN, que desde que se quedó sin Montana anda muy alebrestado, se logra que don Ángel Heladio renuncie injustamente (¡lo estaba haciendo tan bien y tan contentos que estaban Los Chuchos!) solo para darle gusto al pueblo bueno, al malo y hasta al propio gobierno federal que ya no sabe qué hacer con él (están entre aplicarle el michoacanazo, el granierazo, el gordillazo o el atencazo). ¿Y luego qué, a quién ponemos, cuándo hacemos el casting, o de dónde sacamos al sustituto de oro que, luego de la despresurizada, va a poner orden y progreso en Guerrero?

Digo, no es por nada pero de dónde sacamos a un político que esté a la altura de las circunstancias. Y que además no tenga intereses oscuros, que no haya sido maiceado, que además de voluntad política tenga sentido común, que no caiga en los mismos errores ni vuelva a beber con extraños, que no le guste bailar las de La luz roja de San Marcos, que no tenga lazos con criminales, que no sea soberbio, que sea autocrítico, que no se azote cuando haya chayotes, que dignifique la guayabera echeverrista... pero sobre todo alguien que si tiene información sobre los niveles de filtración del crimen organizado en las alcaldías no se la guarde como si fueran sus fotos secretas en iCloud; y que si le pasa esos datos a la PGR se asegure de que no le hagan perdediza la denuncia.

Alguien que no nos salga con el sobadísimo “llegaremos a las últimas consecuencias”, “Caiga quien caiga”, “Se aplicará el estado de derecho” y cosas que además de aburridas suenan más tocadas que las de Caballo Dorado. Por lo menos uno que frente al espectáculo de la tragedia no ofrezca disculpas deprimentes como las de Navarrete, ni recurra a la lógica meme del “No fue penal” o, peor aún ante la pregunta “Ola K ase” no salga con el típico “acá nomás mirando cómo la cosecha de narcofosas nunca se acaba O ke ase”.

Digo, quizá sea mucho pedir, igual lo único que necesita Guerrero es un góber de valentía probada, sangre fría y virilidad a toda prueba, es decir cuando menos un clavadista de La Quebrada.

Digo, sobre todo ahora que vemos que le dieron su amparo a #LadyIguala, la señora esposa del sátrapa igualteco, para echarle leña al fuego.

¿Cuándo será el día en que Guerrero sea como Veracruz, donde, afirma el góber Duarte, ya no hay inseguridad y solo se roban Frutsis y Pingüinos en los Oxxo?

jairo.calixto@milenio.com

www.twitter.com/jairocalixto