Política cero

Al rato prohibirán los condones

En un mundo destinado a la decadencia millennial y donde se han ensabanado todos los valores del catecismo del padre Ripalda bajo una lógica de narcofosa veracruzana-guerrerense, es de admirar cómo nuestros senadores, siempre al servicio de una moral firme y superior, extraída de los guiones de La rosa de Guadalupe y Lo que callamos las mujeres, e inspirados en el Pare de sufrir, confeccionaron la aprobación de una iniciativa para el uso medicinal y terapéutico de la mariguana, que se habría ganado una ovación de pie por parte de Richard Nixon y sus contlapaches conservadores y prohibicionistas.

Justo cuando las fuerzas del atascón y la barbarie jipiteca esperaban una resolución no solo médica sino atenta a las necesidades recreativas de los consumidores de la mística yerbosa, nuestros heroicos representantes populares, que no populistas, le cerraron la puerta en las narices no solo a aquellos idólatras del dios Bob Marley, a quienes nomás se les va en puro jalarle las patas al diablo, sino que también impidieron que todos aquellos metidos en el tambo por tecnicismos y gramajes relacionados con la mota se quedaran refundidos sin posibilidad de la amnistía prometida. Supongo que nuestros políticos de avanzada piensan que la mayoría de esas personas son mujeres y que no importa si se quedan otros añitos en la cárcel; digo, si México es el imperio del feminicidio, no pasa nada si estas chicas se quedan encerradas hasta que Pedro Ferriz deje de amenazar a Paty Chapoy como si fuera de los MarasSalmaruchan, al ritmo de aspirante a Lord.

Aquí entre nos, y en una rápida digresión, el profe debe estar muy contento por la iniciativa de su hermano de rifar un Porsche entre quienes paguen a tiempo sus impuestos. Si Fidel Herrera se ganó dos veces el gordo de la lotería, todo es posible, hasta que el rey del chúntaro style sea diputeibol, sobre todo para cobrar los jugosos bonos navideños con los cuales se consintieron nuestros muchach@s encurulados, salvo los de Morena que renunciaron a tan justa prebenda para no hacerle el juego a la mafia en el poder, pero que pudieron financiar viajes a los XV de Rubí, ya que no se les ocurrió donar esa lana para ayudar a pagar la nómina de Jaguares, el equipo del esposo de Anahí al que la Femexfut —dicen que embargada por el SAT por su buena administración— no se atrevió a mandar a la octava división por no pagarle a los jugadores.

 Como quiera que sea, es bonito saber que nuestros senadores, frente al tema de la mariguana, como ante muchos otros, casi ni fueron moralinos ni mezquinos ni se instalaron en el más elemental cálculo político. Para qué ver hacia el futuro si te puedes instalar en el oscurantismo.

 Al rato prohibirán los condones, como debe ser.

jairo.calixto@milenio.com
www.twitter.com/jairocalixto