Política cero

El peluquín de Donald Trump

Cuándo nos íbamos a imaginar que Dios nos iba a prestar vida para ver que el centro del debate nacional no fuera el triunfo imbatible de las reformas estructurales que, incluso, ya nos proporcionan como dos centavos menos en el recibo de luz, sino el costo del viaje a Europa del licenciado Peña y su comitiva. Los adictos a la austeridad republicana, una vez más, querían que tan distinguido grupo de mexicanos viajara en un vil charterazo, hospedándose en un triste hostal y transportándose en Metro nada más para pasar vergüenzas. O sea, qué oso que la reina Isabel y el resto de la familia real vieran llegar a nuestro primer mandatario con sus acompañantes en Uber taxis en vez de lujosos Rolls Royce, como dictan los cánones.

Están como aquellos que hasta se enojaron con delantero naturalizado mexicano, Vicente Matías Vuoso que, en vez de hacer los ridículos acostumbrados, se destapó con dos goles frente a Chile, señal clara del advenimiento de una plaga bíblica. Digo, por un día que incumplió sus usos y costumbres nomás para contradecir a sus críticos, no está mal. Lo único malo es que le salvó la chamba al Piojo, a quien ya le anda por tuitear y no amanece.

Como quiera que sea, este extraño y pueril culto a la austeridad no solo se lleva al plano económico sino también al político, lo cual es muy preocupante. No puede ser que en esta lluvia de destapes presidenciales el hilo conductor haya sido la falta de sentido del entusiasmo. Con unos discursos timoratos y faltos de empuje, prácticamente a escondidas, los suspirantes de clóset desperdiciaron una oportunidad para entrar pisando fuerte, avasallando, generando asombros y terrores.

En los viejos tiempos el destape de un suspirante presidencial era fuente inagotable de pompa y circunstancia. Hoy es un acontecimiento tan sin embargo, tan sin en cambio, tan desprovisto de charm y de glamur, que resulta menos interesante el recuento de votos en Colima, que haya desaparecido el Partido del Trabajo o que Chuayffet afirme con voz meliflua que llueve, truene o relampaguee se les aplicará el examen a los maestros de la CNTE, aunque sea el de la vista.

Seguramente por eso corre el rumor de que la maestra Gordillo va a salir pronto de la cárcel para poner orden y progreso en la educación.

Así, en vez de chillar por los más de 7 millones de pesos que costó el viaje presidencial, deberíamos asegurarnos de que los candidatos presidenciales se destapen con la actitud, el sentido del show y el peluquín de Donald Trump, que les quedaría de rechupete.

jairo.calixto@milenio.com

www.twitter.com/jairocalixto