Política cero

El pambol no nos hace zombis

El debate nacional escapa al bullying, al fin que el PRI ya prometió acabar con él como con la violencia en Michoacán. Hoy estamos sobre un tema fundamental: afecta o no al debate de la reforma energética que éste se dé justo en los días en que el Tri se la rifa en Brasil.

Unos, por supuesto, arman un melodrama ranchero acusando un compló mayestático que incluye en la colusión, además del Estado en su conjunto, a la FIFA en pleno.

Bueno, acá entre nos, el verdadero compló de la FIFA es la de apropiarse del vocabulario. Frases como Campeonato Mundial de Futbol Brasil 2014 y todos sus derivados en todos los idiomas posibles, ya sea en su totalidad o en partes, están resguardadas por los abogados del organismo. Al rato el señor Blatter se va a quedar con conceptos de la talla del “Clásico pasecito a la red” y el grito de “¡Puto!” cada vez que un portero realiza el saque de meta.

O sea que desde ahora a recurrir al imperio del eufemismo y hablaremos de las pinchis cascaritas VIP en las termas donde las garotas de Ipanema te bajan la lana en Copacabana. 

Como sea, en el otro lado del debate donde optimismo oficialista hace su nido, dicen que esto del empate entre las leyes secundarias y los juegos del Tri, no es pa’ tanto. Para ellos que están instalados en lo que viene siendo la mismísima Ley de Herodes, solo se tratan de unos tristes partiditos en el extranjero, que los mexicanos no somos niños, que ya saben gobernarse solos, que nunca jamás se distraerían ante una cortina de humo. Así que qué sentido tiene posponer el ejercicio parlamentario.

Y seguramente tienen la razón. Y para demostrarlo está la trágica fractura del joven Luis Montes en el partido amistoso contra Ecuador (tan amistoso como un clásico Autodefensas vs. Templarios). Luego de las mil ocho mil repeticiones de la acción, a cual más de descriptiva, la reacción del público, los medios, los narradores fue de lo más mesurada (si acaso en la transmisión se lloraba a moco tendido mientras se hablaba de una tragedia nacional). De inmediato el Presidente tuiteó solidario y en la conferencia de prensa el Piojo Herrera se ponía en plan Rosa de Guadalupe. Y la opinión pública caía desmadejada por la pena como cuando lo de Paco Stanley.

La fractura de Montes era la nota, las fracturas del PAN y el PRD no tuvieron la menor importancia.

Increíble que todavía haya quien crea que el pambol nacional, a pesar de ser mediano y chambón, sea capaz de convertirnos en zombis. Por favor.

 

jairo.calixto@milenio.com

www.twitter.com/jairocalixto