Política cero

Este Trump lo tiene hasta Obama

En contra de la opinión generalizada, me alegra profundamente que Ted Cruz haya abandonado la campaña, como en su momento lo hizo el nada talentoso Mr. Rubio, para dejarle el camino libre a ese ser de luz que es Donald Trump. Digo, con que en la competición uno represente bien los intereses del Ku Klux Klan basta y sobra.

En algún momento el buen Ted, que está que ni mandado a hacer para un cuarto reich, entendió que no podía decir ni prometer peores cosas que Trump, en cuyo interior conviven #LordPopó, #LadyChiles, #ElGentlemandeLasLomas, #LordMelaPelas y el inenarrable #LordFerrari que, como Parchís, ya tiene su ficha roja de la Interpol. Es una lástima que #LadyCajero, después de tapar tantas cosas (hasta las bubis de la #Politeclas y la clásica imagen de Mancera, en estos momentos de Hoy No Circula reloaded (más impopular que el SAT), no se avoque a cubrir con su mágico manto a todos estos personajes. Incluyendo a #LadyMemes, Martha Orta, la diputada priista de SLP que, escondida tras una supuesta buena causa, recupera la intención del Partido Verde de ponerle brida a la cultura del meme. Por supuesto, la respuesta en las redes sociales fue: ¡ay, no memes!

¿Quién la habrá asesorado? ¿Acaso el mismo que llevó al señor mi nada querido Capitaine a querer establecer que los Porkys, tan castos y puros, fueron en realidad violados por Daphne, que es heredera de aquellas mujeres que estuvieron un tiempo en la cárcel acusadas de haber madreado a un grupo de policías federales ella solita?

Como quiera que sea, lo mejor que le podía pasar a México es que el multimilloneta seductor, rey de la especulación inmobiliaria y amo y señor en el arte de declararse en quiebra, sea el candidato republicano. Bueno, si es que antes el partido, que lo ve con ascos, no encuentra una argucia legal muy calderónica para bajarlo a guamazos del pedestal. Sobre todo porque este muchacho chicho de la película gacha, que tiene la facultad de pararle los pelos de punta a la gente con sus provocaciones, puede sacar al gobierno mexicano de su zona de confort apertrechado en la geografía ignota de la verdad histórica.

Como con Trump, que ya ha demostrado su aprecio por la mexicana alegría, no funcionan ni la caja china ni las cortinas de humo ni los Tomás Zerón y el ya supérenlo, el licenciado Peña y sus muchachos van a tener que ponerse las pilas para combatir al verderón y auténtico "peligro para México". Este Trump no se conforma con frijoles con gorgojo, si no pregúntenle a Obama, para el que ha sido pain in the ass.

Ahora sí no se vale esconderse tras el expresichente Fox ni tras Jelipillo Calderón, que además debe estar enojado porque todos le critican su narcoguerra.

Esta vez tiene que ser personal, porque Donald no se va a tentar el corazón. Por lo menos échenle a #LadyGeriatra.

jairo.calixto@milenio.com
www.twitter.com/jairocalixto