Política cero

Muy marxista para una chica ye-yé

Me extraña que siendo araña Emilio Chuayfett se caiga de su telaraña. No puede ser que un político de gran calada como él salga a la palestra a decir que por culpa de la veda electoral no se pudo explicar conforme a derecho la suspensión de la evaluación magisterial. O sea, si hubiera afirmado que todo se debía a la depresión que le generaron los pésimos resultados del seleccionado nacional en la Copa América o que estaba muy distraído ante la posibilidad de que la maestra Gordillo saliera del tambo habría sido más creíble.

Hasta parecería que en materia de control de daños lo asesora Ximena Navarrete, ex Miss Universo que se puso como la hija del Piojo Herrera a defender a Donald Trump en vez de indignarse a lo Lupita Jones. O sea, lo de la muchacha casi casi está al nivel Leonardo García —hijo de don Andrés García que debe estar agradecido con el electorado que no votó por él, habida cuenta del milagro de la reproducción de las narcofosas que se vive en Kafkapulco—, quien explicó sus tuits a favor del Partido Verde porque le preocupan mucho los animalitos. ¡Huy, qué tierno!

Era para que la chica especializada en melifluos reportajes deportivos hubiera aprovechado la oportunidad para imitar a la cantante Taylor Swift y así darle un llegue al peluquín de Donald Trump, como han hecho otras misses.

La hiperfamosa autora de “Shake It Off” se puso dulcemente brava para obligar a la multinacional Apple a no pasarse de lanza. La glamorosa y exitosa criaturita del señor les recordó a los de la manzanita su pasado como empresa vanguardista y alivianada que no podía convertirse, de pronto, en una decimonónica plantación algodonera de Alabama que no le quería caciquear a los artistas en su nueva plataforma streaming, a menos que quisieran que ella diera de baja del sistema su disco, 1989.

Una reflexión muy marxista para una chica ye-yé, cuyos niveles de progresión antisistema parecen ser más efectivos que los de la CNTE.

Como quiera que sea y para evitarnos la ilustre de su lengua florida de tiempos echeverristas, el secretario de Educación tendría que haber mandado algún subsecretario a comparecer.

En el mejor estilo del Temoc Blanco que, alegando una cruda como las que te dan después de ver el canal de YouTube de Carmelita Salinas (Guerra de chistes pero,  sin la Wanders Lover), mandó a un propio a recoger su constancia de mayoría para ser el mero alcalde de Cuernaroca.

Hay que domar la condición humana, como plantea el licenciado Enrique Peña Nieto.

jairo.calixto@milenio.com

www.twitter.com/jairocalixto