Política cero

Todos tenemos un helicóptero, aunque sea en la cabeza

¿En qué clase de país vivimos donde un altísimo funcionario de la administración en turno no puede hacer uso de un helicóptero oficial para los fines que mejor le parezcan, cuando por lo regular es siempre en beneficio de la patria y los mexicanos? No puede ser que la remilgosa pero veleidosa y doble moral de la austeridad republicana una vez más haya hecho de las suyas terminando con la carrera del señor David Korenfeld en la Conagua solo por ocho minutos de vuelo, para no ser menos que James Bond.

Ya lo he dicho antes, ni modo de morir de sed habiendo tanto helicóptero de la Conagua.

Solo espero que para levantar un poco el ánimo, y a reserva de que haya en el Partido Verde algún ecologista, el sustituto de don David en esa prístina institución encargada de salvaguardar el preciado líquido sea, nada más ni nada menos, el ex candidato presidencial del Panal, Gabriel ChikiliQuadri, quien a pesar de que el partido no le dio ni un mendrugo de plurinominal, tiene aún la valentía de decir por Twitter lo que otros callan en Facebook: “México debería invadir Corea del Norte y exigir reparaciones por arrecife destruido en Área Natural Protegida”. Estoy seguro de que Kim Jong-un debe estar temblando.

Por supuesto ahora que lo dice tan distinguido hipster no suena tan mal la idea, pero cabe recordar que somos una nación tan pacífica que no hay tortura generalizada; así que les podemos mandar a Fox a los norcoreanos. 

Comoquiera que sea, un fantasma recorre México, es la lógica perniciosa del cuentachilismo que de manera injusta y cerril se ceba innecesariamente en temas como la casa blanca, que bien se sabe es de interés social, los créditos Higa, los VTP a Londres, el shopping en Beverly Hills y demás temas. O sea, ¿qué es lo que se pretende, que para quedar bien con el público malagradecido todo el gabinete ampliado tenga que irse a vivir a una casita de interés social en Tecámac para tranquilizar los ímpetus de los envidiosos y los resentidos sociales?

Ya lo dice el licenciado Peña, “parece que es difícil registrar las buenas noticias”.

Afortunadamente no le aplicaron la misma receta a los góbers, candidatos y chuchos en general luego de su circo aéreo en Zitácuaro con autogiros perredistas de relumbrón para atraer a los votantes y a la afición.

No entienden que todos tenemos un helicóptero, aunque sea en la cabeza.

 

jairo.calixto@milenio.com

www.twitter.com/jairocalixto