Política cero

Ni hablar, Chepina, traes puñal

Qué impuesto mágico le ha de costar a Chepina Vázquez Mota su ruda crítica hacia el PAN, donde lo único que falta es que Madero le responda con un “ni hablar, mujer, traes puñal”. Sobre todo cuando olvidándose de que también sois la ocasión de lo mismo que culpáis, anuncia que Acción Nacional es ahora tan corrupto como el PRIcámbrico temprano. Una afirmación sin duda temeraria, primero porque la ex candidata presidencial tendría que aportar elementos que prueben sus dichos (arrebatarle al PRI tal campeonato en el que va invicto desde tiempos inmemoriales, es una afrenta al eterno); y segundo porque en un fenómeno que tomaría años en forjarse tendrían que estar involucrados los regímenes foxianos y calderónicos, algo prácticamente imposible. Todos sabemos que estas administraciones no solo fueron el summun del orden, la honradez y el ornato, sino que a su vez se constituyeron sobre una atalaya moral inatacable, hecho con el espíritu intangible del “¿Y yo por qué?”, el “haiga sido como haiga sido”, el michoacanazo, las lavadoras de dos patas y la Estafa de Luz, entre otras maravillas no valoradas por la ciencia política, el esoterismo y la enérgicas condenas.

Aunque no está nada mal que alguien la haga de Toks en Wings en el PAN ya prácticamente aperredizado, además del aburrido del señor Cordero que tiene la credibilidad de Chepo de la Torre, sobre todo en esta época en que los blanquiazules están más preocupados por declararle la guerra a Venezuela que por recuperar algo de la dignidad extraviada en los montajes de García Luna Productions. Sin embargo sobre el pasado de la Vázquez Mota hay momentos muy dudosos.

Quién les dice a los panufos que no se va a dejar embaucar otra vez por el ex presichente con abrazo de Acatempan incluido, o que va prometer de nuevo y sin cumplir a cabalidad cuchi cuchi para todos, o peor, que la van a llevar al baile los calderonistas como Gil Zuarth que hicieron todo lo posible por echarle a perder su campaña.

Para demostrar que, en efecto, está más brava que nunca, doña Josefina tendría que hacer algunos actos místicos como de psicomagia jodorovskiana: criticar acremente la reforma educativa peñista como si fuera panista; irse de vacaciones a Tancítaro y Apatzingán; negociar con los maestros de la CNTE su salida del Monumento... Pero sobre todo explicarnos cómo es que la DEA llegó a la conclusión de que el narco mexicano quiere surtir al mercado de EU. Esos gringos están más loquishos que las beliebers.

 jairo.calixto@milenio.com o www.twitter.com/jairocalixto