Política cero

El fin del PRI está más cerca de lo que aparenta

Siempre pensé que por su naturaleza reptiliana, el PRI iba a ser, junto con las cucarachas, lo único que iba a sobrevivir al fin del mundo. Que del engullimiento generalizado de cerebros, el partido tricolor sobreviviría a un apocalipsis zombi.

Sin embargo, las últimas noticias del imperio de los choznos de don Plutarco parecen vaticinar lo contrario. Que el final, como los objetos en los espejos retrovisores, está más cerca de lo que aparenta. Lo que no han podido conseguir las movilizaciones sociales, las denuncias internacionales, la ONU-KGB-CIA-ISIS-FBI, la afición por los relojotes, su relación con los ninis verdes, Catémoc Gutiérrez y la CTM, lo va a lograr una iniciativa, siniestra, oscura, que atenta con una de las muy pocas instituciones sagradas, luego de la virgen de Guadalupe, el clásico pasecito a la red y dejar todo para la última hora: los puentes vacacionales.

Colgándose a lo buey en lo más pando del señor licenciado don Kant, la diputada priista Adriana Fuentes Téllez ha propuesto desaparecer del calendario escolar y laboral los llamados “Fines de semana  largos”, con el interés malsano de supuestamente apoyar la productividad. Ya lo único que le faltó a la ñora fue incluir que la masa trabajadora tenga que pasar por el látigo y el derecho de pernada en nombre de las reformas estructurales.

Esta idea peregrina pero regresiva le arrebatará millones de votos a los choznos de don Plutarco. Sobre todo porque los mexicanos preferirían que Pemex pasara a ser una sucursal de EXXON (ah, perdón, eso no tarda) o que a cada funcionario le dieran su helicóptero para ir por las tortillas y un casa en Malinalco, Las Lomas y varios más para almacenar el shopping nuestro de cada weekend, a que de un plumazo le arrebataran los días de asueto donde se conforma realmente el caldo de oso de la mexicana alegría.

Una aberración que acabará con el PRI, a menos que sus propios compañeros de sector y de partido, quienes junto con el resto del cuerpo legislativo son los que menos laboran y más cobran, desconozcan a Fuentes Téllez como desconocieron a Sabrina Sabrok y la manden a cuidar casillas a Iguala.

A menos que quieran que el voto duro devenga en disfunción eréctil.

jairo.calixto@milenio.com

www.twitter.com/jairocalixto