Política cero

Son tus exámenes, mujer

Esto pasó de noche debido al melodrama electoral protagonizado por los presidentes de los partidos que, a pesar de haber sido humillados por sus oponentes, de plano se niegan a renunciar alegando que no es que hayan perdido sino que otros ganaron: una maestra del SNTE, que no de la CNTE, para que no digan, retó al licenciado Peña a hacer el examen evaluatorio de la docencia que exige la reforma educativa y el que saque más baja calificación simplemente se va. No se especifica a dónde ni cuándo, pero el reto está ahí y, hasta el momento, no se ha conocido una respuesta formal de Presidencia al respecto. Supongo que después de andar en Roma asegurando que el hambre mundial puede ser revertida en un santiamén (o en los 15 minutos que decía Fox que podía arreglar el conflicto zapatista), los asesores del Presidente deben estar apenas en las tareas de definición sobre el reto de la señora representante magisterial.

La verdad que desde esta columna que tiene algo del Cruz Azul y del Pantera, se había planteado esta idea: que debido al caos y el desorden habituales en el idílico territorio educativo donde imperan la rebatinga, las promesas incumplidas, el marchismo-leninismo y la tentación autoritaria, los descalificativos y el sospechosismo, lo mejor sería decidir el destino de la reforma educativa en una confrontación autoridades vs maestros, a ver quién saca mejor calificación en un examen.

Por supuesto, todos sabemos que los campeones del gobierno federal conforman un conglomerado culto, educado y sabio, así que no estaría mal ver cómo le dan una lección ejemplar a los rijosos maestros de la CNTE y la Ceteg, todo con tal de que no avance la ignorancia.

Ya así seguramente se ejecutarán las reformas espléndidas y maravillosas que, cuando fueron pospuestas, los grupos de la iniciativa privada se pusieron como la niña de El exorcista.

O peor aún, como aquellos que al escuchar que Margarita Zavala se destapaba para ser la señora presidenta les empezaron a saltar los ojos. Una cosa muy rara sobre todo si pensamos que teniendo a Felipe Calderón en calidad de jefe de campaña, lo más seguro es que a la pobre Margarita le caiga una maldición gitana como la que acabó con a la pobre Cocoa, que no supo ni a melón.

O sea, a menos que haya un deslinde acá muy bravo al estilo Vargas Llosa, la Zavala no representa ningún peligro para las aspiraciones de un montón de impresentables.

Hasta El Piojo ha de creer que a tuitazos verdes podría tener una chancita.

¡Que los examinen!


jairo.calixto@milenio.com

www.twitter.com/jairocalixto