Política cero

Todo es culpa de Lucerito

No puede ser que el góber Manuel Velasco Coello, quien atinadamente gobierna el primermundista Chiapas y al que hemos tenido la fortuna de verlo hasta en los muñequitos de la rosca, haya asegurado, sin darse por muerto, que no piensa en llegar a Los Pinos como no sea para entregar pizzas. Es increíble que un prócer de sus dimensiones trunque sus aspiraciones cuando está al nivel del nada grato de Graco Ramírez en el fallidísimo pero idílico Morelos o con Aguirre Rivero en Guerrero, que ha tenido más procuradores que logros en su poética administración.

La clase de compatriotas que admirarían al MP de Querétaro que acusa a un niño de haberle abollado la camioneta que lo había atropellado. Chamaco anarco.

Como quiera que sea, esperemos que el góber Velasco se replantee el futuro y tengamos la dicha de tener al Nini Verde en la impartición de justicia. A menos que tenga pensado unirse a la nueva convocatoria del #PosMeSalto en protesta por el alza al Metro, pero al estilo Cristian Castro, es decir en chones y de preferencia en tanga. No sé si esto tenga mayor impacto en el corazón de piedra corazón de Mancera, pero sin duda generará que no pocos usuarios exijan un masajito saito. Ojalá que esta vez aquellos que le entren a tan justa protesta, tomen sus providencias gimnásticas y de calistenia para no lastimarse en el torniquete.

Así, no sé por qué tengo la idea de que ante la negativa de Morena de entrarle a un frente común con el PRD para ir contra la reforma energética —la cosa es refrendar el viejo apotegma izquierdista de “Somos pocos pero sectarios”—y ante la escasez de líderes que refresquen la escena (la caballada está muy flaca, y lo que tenemos es una alineación más deprimente que la de los Pumas), Los Chuchos sin duda reclutarían al excelso chiapaneco de porte principesco para que sea el nuevo Mandela pero con lifting, y un día pueda ser como Peña Nieto, su referente más apreciado, que ha sido declarado con justicia el Estadista del Año, seguramente en dura competencia con Maduro.

Un premio que nunca le darán a AMLO por no querer juntarse con el PeRDeré. Digo, con tan buenos elementos que ahí tienen cómo don Leonel Godoy, ex góber de Michoacán que como el rock, no tiene la culpa de lo que pasa ahí. De hecho él culpa de todo al gobierno federal y a los demonios que andan sueltos, que podrían ser hasta los bocineros del Metro. Todos menos él. Sí, la responsable de la violencia michoacana debe ser Lucerito.

jairo.calixto@milenio.com

www.twitter.com/jairocalixto