Política cero

La consulta popular y los pulpos chupeteadores

¿Qué no habrá otro especialista en echarle tierra a la consulta popular que no sea Luis Carlos Ugalde? Digo, es que aparece mañana, tarde y noche repitiendo los mismos argumentos sacados como de las memorias de Gonzalo N. Santos, en los que olímpicamente se obvia la Constitución que ampara el derecho de la ciudadanía a mostrar sus desacuerdos, pero sobre todo su vocación anticlimática.

Digo, no estaría nada mal un agarrón a profundidad entre la reforma energética y la consulta popular tan temida. Una cosa que deberíamos alentar por el puro gusto de ver un espectáculo de calidad en ring side como el de Canelo contra Pacquiao, lucha a dos de tres caídas sin límite de verbos en vez de conformarnos con cualquier mendrugo democrático.

Es eso, o que los 10 grandes de la corrupción en México nos entretengan montando un show tipo Palillo y los pulpos chupeteadores, teniendo como número especial a García Luna Productions mostrando tiernamente el diplomita que le dieron en Estados Unidos para certificar su probidad.

Deberían de ser como La Tuta que sin calentura piojosa de por medio ha dicho: “Sí soy un criminal, pero de categoría”.

Como sea, en apoyo a la democratización de la patria, Gustavo Madero, al que no podríamos acusar de ser una castañuela, está de acuerdo con la consulta para involucrar a la gente que “le vale madre la política”. Digo, cabe aclarar que si a la ciudadanía le vale madre la política es por culpa de los políticos que se injertan en Scrooges de pésimo gusto.

En ese sentido, al único que le importa hacer política de la buena es a Miguel Mancera. Después de haber sido abucheado por el aumento del Metro, y al ritmo del “Ódiame más”, ya planea otros incrementos en el transporte del DF. Así sí gana la gente y la izquierda pierde un ángel que se nos está guanajuatizando

Pero de regreso al tema, por supuesto se entiende la preocupación gubernamental de que en un arrebato antipeñista la gente decida no apoyar la Reforma Energética porque como bien sabemos, no sabe valorar. El problema es que de tanto placear a Ugalde para desprestigiar la consulta, lo único que han conseguido es reforzarla.

La cosa es que debemos comprender que lo suyo no es la consulta popular sino la consulta copular que es la que cuenta.

jairo.calixto@milenio.com

www.twitter.com/jairocalixto