Política cero

De los calenturientos será el reino de los “piojos”

Fue la calentura, dice El Piojo Herrera, para explicar la manera en que se comportó tras la derrota del América frente al León. No soy yo cuando me ganan una final acá manchadamente y me quedo sin bicampeonato, es lo que quiso inteligir don Miguel para darle sentido a la ardidez con la que se presentó frente a la prensa. Y aún así, fue la manera más elegante de poner en contexto su manera picapiedrera de manifestarse ante un revés de la vida.

Algo sin duda razonable. La calentura es una forma de navegar por esta vida que es la mar; una alteración nerviosa regida no por la neuronas, sino por la temperatura de cuerpo que no se sabe aguantá. Después de una alteración en materia de grados centígrados, la persona pierde el gobierno de su mente y se deja llevar por las inercias de la maldita calor.

Así, no solo El Piojo se puso como Lucerito defendiendo a su guarura, sino que los a anorcos a los que tanto criticó Herrera desde su pedestal, también les dio por quemar arbolitos de Navidad. Es que les ganó la dichosa calentura bakuniana. Así, por esa misma razón, a los granaderos les da por dar de garrotazos a los manifestantes, y luego se hacen las víctimas como Penchyna.

Gracias a la calentura, los congresos locales palomearon en fast track la reforma energética que, sin haberla leído, asegura un futuro grandioso para México, con morlocks incluidos supongo. En ese sentido da mucha envidia ver a aquellos que saludan la medidas, gracias a los dotes de estadista de Peña Nieto, a niveles de panacea y piedra filosofal. Nomás falta que digan que gracias a la privatización de Pemex se encontrará el remedio contra la anaorgasmia. Bueno, he escuchado a analistas financieros decir que con esto nos proyectaremos  al primer mundo y que casi casi nos regresarán California y Texas.

Frente a la felicidad que embarga al país con la derrota del América es gacho que la revista Forbes haya sacado una lista no de millonarios, sino de corruptos que incluye a Gordillo, Granier, Moreira, Yarrington, Robero Deschamps, Raúl Salinas, Montiel, Calderón, García Luna Productions y la pinchi Sota. No solo porque son los de siempre, sino porque seguramente serán superados con creces en la escala León vs. América por los corruptos de este sexenio. Ya ven cómo es la calentura.

jairo.calixto@milenio.com

www.twitter.com/jairocalixto