Política cero

El blues del "templario"

Pues como la vida no es fácil, el tema michoacano no se iba a resolver en una semana. No se puede tapar a los Templarios con un dedo. Estos no tan fácilmente iban a dejar el territorio del que se sienten dueños. Supongo que se puede sentir mucho apego por la vida de pachá. Ni modo que por arte de magia abrazaran la austeridad republicana como Navarrete Prida, que de seguro va a donar sus relojotes a los grupos más necesitados como Laura Bozo. Igual que la casa donada, sí, donada, que tiene registrada en su declaración patrimonial. 

Y déjate eso, supongo que cuando estás acostumbrado como los Templarios a trabajar de explotador y workaholic del esclavismo y la amenaza hiperviolenta se debe generar algún tipo de adicción, así que en este momento deben estar sufriendo lo que viene siendo algún síndrome de abstinencia. Ojalá haya grupos de autoayuda y terapias para paliar sus males.

Tan mal está la cosa que La Barbie templaria tuvo que recurrir a Maná para explicar su estado de ánimo tan decaído; digo, con las posibilidades infinitas a su disposición en alguna bonita melodía de Napalm Dead o de Jenny Rivera, tuvo que elegir una canción de esos dudosos personajes para explicar que le vale madres lo que digan de ella. O sea, mejor hubiera elegido a Arjona.

Lo que sí estuvo padre es que reconociendo sus talentos musicales, las autoridades la dejaran grabar sus videos en el Palacio Municipal de Morelia, supongo que bajo los lineamientos del debido proceso. Como sea la idea romántica de un arreglo a los laberínticos temas de la michoacanidad, según habían dejado entrever los voceros federales, tomarán mucho más tiempo que a los Pumas recuperar su dignidad deportiva.

Digo, ni modo que hubiera más conflicto en el PAN, donde el tono nos recuerda a las vulcanizadoras de la patria. Sobre todo cuando el dilecto y pacifista senador Lozano se tardó dos días en reaccionar a la comparación que hizo de Cordero con AMLO el presidente panista Gustavo Madero, llamándolo “payaso de cachetada”, algo que parece sacado de un chismógrafo ochentero. Seguro le dio valor la idea de juntarse con Cordero y Chepina Vázquez Mota para armar su grupo de autodefensa en contra del demócrata Madero.

Y no obstante el panorama, dice el ex embajador Tony Garza que los inversionistas texanos a los que representa están emocionados por la reforma energética. Y aunque el señor Tamayo haya caído en Huntsville, el gobierno mexicano debe estar más emocionado aún.

jairo.calixto@milenio.com

www.twitter.com/jairocalixto