Política cero

¡No aflojes el tamal!

Cada vez que veo lo de Nochixtlán me pongo como la niña de El Conjuro 2, que es la etapa superior de la niña de El Exorcista con algo del niño de Sexto Sentido pero con monjas espectrales que te miran a través del espejo sin Alicia ni el conejo ni el Gato Chesshire con investigación paranormal incluida. Es que es increíble que se pongan en duda las versiones de la Policía Federal en el sentido de que todo fue conforme a derecho, bajo los márgenes de los Tratados de Versalles, en el marco del Protocolo de Kioto aún y cuando los bien entrenados contingentes de tan noble institución asentada en Oaxaca fueron víctimas de un cuatrote de mal talante orquestado por grupúsculos incrustados en las organizaciones magisteriales que por subvertir no dejan vivir.

Como dicen varios de nuestros opinócratas de prestigio, herederos de las glorias de Blanco Moheno —checad a este gran prócer del periodismo en YouTube, que representaba a los reaccionarios que reaccionan y que ante cualquier conflicto social primero exigía granaderos y luego averiguaba— todo es culpa de los maestros por andar de revoltosos en vez de darles clases a los niños como dicta la reforma educativa que enarbola cual crucifijo ardiente ese admirable defensor de las mejores causas de la patria, el Nuño Artillero que, junto con ese gran góber, Gabino Fue (es tan precioso que casi supera las glorias de los gemelos diabólicos Duarte, por eso ya tiene un grado de honor en la Loca Academia de Satrapitas, que quién sabe por qué hasta en el PRD los desconocen), han hecho un dúo dinámico.

El secre de Educación está tan imbatible que ya advirtió que en la posible reunión con la CNTE no se hablaría de temas educativos. Perfecto, al fin que son asuntos secundarios y sin importancia cuando se pueden debatir temas importantísimos como la execrable derrota de México frente a Chile, que lo único que tiene de bueno es que podría llevar al despido de Osorio (¿cómo es posible que no haya podido convencer a los seleccionados de echarle tanates al encuentro?) y la probable llegada de Don Beltrone a la Femexfut, donde su talento innato sería fundamental, ahora que renunció a la presidencia del PRI, no por las derrotas electorales, sino para estudiar una frase que puede ser puesta en letras de oro en la sede del partido: “No aflojes el tamal aunque te jalen las hojas”.

Sobre todo ahora que ya aclaró que no está en su pensamiento la candidatura presidencial. Sí, mejor dejarle lugar a gente con nuevos bríos como Carmelita Salinas.

Cómo no se va uno a poner como la niña del Conjuro 2, viendo que hay gente que critica a la Coparmex por querer declarar a Oaxaca zona de desastre económico. Ojalá que con esto les quiten la espada de Damocles de la 3de3.

jairo.calixto@milenio.com

www.twitter.com/jairocalixto