Política cero

¿"Tuta" contenti?

Ves la casa donde apañaron a La Tuta y te deprimes. Como que no puedes creer que un maleante de sus dimensiones, al que nos vendieron a la manera de un nuevo Goebbels, acabara sus días en una casita chiquita, sin jardines ni alberquita ni con campo de golf con servicio al hoyo 19. Y te deprimes con la misma fuerza con la que te deprimiste al ver el refugio de El Chapo Guzmán. Un refugio triste, austero y tan sin gracia como el lugar donde pernoctaban los Abarca de la Parca. Y es cuando te preguntas a dónde se fue el glamour. Y te acuerdas de Ray Liotta en Buenos Muchachos rechinando los dientes por haber terminado en un lugar desmayado y mediocre, él, que había gozado siempre de trato VIP.

Bueno, la situación del fin de La Tuta fue más deprimente que el llamado del INE a un diálogo “abierto” con los partidos en desobediencia incivil que no quieren ser bien portados ni amables ni saben cómo llevarte a lo oscurito como el PRIcámbrico temprano, el Partido Verde que no te quiero verde y Nueva Alianza, esa organización que está metida a huevo.

La verdad sí fue un poco triste que con tal de hacernos extrañar a su antecesor, Lorenzo Córdova haya convocado “a mandar señal de concordia” en tiempos de “irritación y desconfianza”. Mejor los hubiera invitado a un reventón como el que se organizó por su cumpleaños el señor Layín, el legendario alcalde nayarita de San Blas que en su primer periodo aceptó “Sí robé, pero poquito” (quizá el político más honesto de la historia), que a fuerza de chelas, pomo, cumbia y birria para 50 mil personas se gastó un billetote. Bueno, no tanto como lo que desperdicia el Senado, 120 mdp, en programas y comisiones que a nadie le importan, como sus resoluciones.

Lo bueno es que la cursilería funcionó y al momento de escribir estas líneas ya habían regresado al pleno del INE el PAN, Partido Humanista, Movimiento ciudadano y Encuentro Social, que hablaron sobre la parcialización del instituto (no es que hagan lo que el PRI y el Verde quieren, es que se los piden de favorcito) y el uso de los recursos públicos para campañas electorales. Eso es imposible, es más bien que los recursos públicos utilizan a las campañas electorales para salir del clóset.

Seguro en cualquier momento, solo queda una duda. ¿Y la videoteca de don Servando? Espero que la resguarden y que armen un Videocentro para que el pueblo —sin la intervención del IFAI, que ahora tiene más filtros y negativas que el FBI— pueda consultar esas grandes demostraciones del cine verité.

Y que Carmelita Salinas sea la encargada.

 

jairo.calixto@milenio.com

www.twitter.com/jairocalixto