Política cero

Topo Chico, infierno grande

Ya no se sabe quién imita a quién, si los funcionarios de la FIFA a los funcionarios mexicanos o viceversa. Las acusaciones que pesan sobre Blatter y sus amigos no distan mucho de lo que manes tradicionales suelen señalar contra los Godínez nacionales de altos niveles e ingresos, incluso se podría decir que con las historias de Moreira, Granier y un largo etcétera más, los de la FIFA tienen mucho que aprender del PRI, caón.

Sobre todo porque los señalamientos contra Sep & friends es apenas por 90 mdd, cuando de lo que se le acusa ahora a Rodrigo Medina, ex góber regio que desde mi humilde punto de vista se saló cuando salió a dar un paseo en lancha con Charly Salinas, es por un lanal que ni el rey Midas hubiera imaginado.

Dicen las autoridades que le incautaron al héroe del Casino Royale 22 propiedades. Y luego la opinión pública como que se sacó de onda porque se le hacen muchas pertenencias, por dios, ni modo que tenga menos casas y cosas que Javiercito Duarte que, según ha dicho el SAT luego de la investigación de Animal político (de otra manera solo estaría correteando a los pobres mortales), pues tiene una manera muy asertiva y creativa de administrar los recursos públicos a través de empresas fantasma.

Eso es lo bonito, el espíritu de competencia entre nuestros gobers petochos, a ver quién se enriquece más de manera todavía vía más inexplicable.

Solo Donald Trump les gana con todo su historial de bancarrotas, inversiones dudosas, especulaciones inmobiliarias y universidades patito.

El mismo Trump que se las ingenió para caer todavía más bajo. Y es que después de haber despotricado contra los musulmanes se tomó la libertad de hacer un muy sentido panegírico para Muhammad Ali el día de su muerte, quien abrazaba esta fe y había sido muy crítico respecto a estas posiciones racistas, ignorantes y prejuiciosas sobre esta cultura. Tristemente, el campeón ya no estaba en condiciones de bailarle como mariposa y picarle como abeja al del chuchuluco güero.

Hay gente muy gacha que afirma que ante la baja de popularidad por un gobierno sin gracia ni talento, El Bronco desempolvó la única promesa de campaña que le importaba a los neoleoneses: que Medina tuviera su habitación propia en Topo Chico, infierno grande.

Lástima que Virgilio Andrade está muy ocupado con una ex esposa que lo acusa de ser como Landrú, no podrá echarle una manita.

jairo.calixto@milenio.com

www.twitter.com/jairocalixto