Política cero

¡Shangri-La para todos!

En efecto, el país se cansa de tanta pinchi transa, pero sobre todo de andar a las prisas, siempre instalado en el estresante inmediatismo resultista solo para apagar la impaciencia de aquellos neuras que esperan que las reformas estructurales de volada muevan a México y lo lleven a Shangri-La.

Es por eso que una voz como la de Virgilio Andrade, al frente de la Secretaría de la Función Pública, ayuda a tranquilizar las ansias de militancia de quienes a la de ya querían que sus pesquisas sobre el muy improbable asunto del conflicto de intereses en la llamada casa blanca tuvieran rápidos resultados. Sobre todo cuando afirma que su trabajo no está puesto al servicio del calendario electoral ni de la histeria colectiva ni de los linchadores a los que ya les anda por sacar las capuchas, los trinches y las antorchas.

Como aquellos que se pondrán de pestañas, según ha dicho el secretario Videgaray, solo porque en 2016 se tendrán que aplicar recortes y los muy tricolores amarrones de cinturón. No creo, ¿quién sabe de dónde habrá sacado esa extraña idea? 

Además, no entiendo cuál es la presión si ya sabemos que los esfuerzos de don Virgilio abonarán al fortalecimiento de una verdad histórica irrefutable: ese inmueble níveo es puro de toda pureza.

Sí, de la misma forma en que las acusaciones contra don Catémoc Gutiérrez, rey de los Topo Gigios, son falsas de toda falsedad. Es increíble que existan compatriotas que se solacen con denostar, atacar, desprestigiar a tan admirable defensor de las mejores causas de la patria. Sobre todo aquellos que, como bien ha señalado el ex líder del PRIcámbrico temprano en el DF, desde las propias filas del partido tricolor han fabricado espeluznantes complós en su contra que, como él mismo ha narrado en una bien elaborada perorata nada autocomplaciente que duró más que una misa con tres obispos, lo llevaron al intento de suicidio. Pero lo más conmovedor no es eso sino que ahora que fue suspendido del Revolucionario Institucional no le queda sino “… enfocarme en mis proyectos personales, a ver cómo le hago para sacar para la papa”.

El INE debería etiquetar una generosa parte de las multas que le ha aplicado al Verde Ecologista para no dejar desamparado a don Cuau.

Yo insisto, a su célibe majestad del trash metal le deberían dar el Inmujeres.


jairo.calixto@milenio.com

www.twitter.com/jairocalixto