Política cero

Salinas nonato, ¿"were are you"?

No se sabe qué fue más conmovedor, las declaraciones de nuestro nini verde en Gobernación, Arturito Escobar, cuando afirma categórico que el gobierno federal "está abierto a la crítica fuerte, a rajatabla" (algo que se pudo comprobar por las respuestas maduras, autocríticas y nada neuróticas que se le dieron al Alto Comisionado de la ONU) o la imagen de don Carlos Salinas de Gortari acompañando a la viuda de Carlos Fuentes en un homenaje en Londres para el escritor que, seguramente, en su tumba debió estar muy contento celebrando con Artemio Cruz que el más apreciado villano favorito de México haya pasado a lo barrido a darle sus respetos.

Los típicos agoreros del desastre que nunca faltan ya andan diciendo que este gran prócer del TLC y del Horror de diciembre en realidad está en una campaña mediática para lavar su imagen; sobre todo ahora que ha trascendido vía WikiLeaks que el ex embajador Tony Garza en su momento hizo un diagnóstico muy injusto de la venta de garaje salinistas que no tiene nada que ver con la venta de garaje de Pemex: que fue un atraco en despoblado que solo benefició a "empresarios listos y a políticos mientras dejaban en el frío al mexicano promedio".

Eso es imposible, Salinas, el autonombrado facilitador social, es un humanista.

Pero aún así, AMLOVE ha vuelto a señalar con índice flamígero que el hermano incómodo del hermano incómodo es el verdadero poder detrás del trono: quesque es el que enciende y apaga la luz, el que palomea candidatos, decide políticas y hasta interviene en las lista de jugadores de la selección mexicana desde los tiempos de Aguirre hasta los del Tuca, y él fue el que impidió los cambios de Mejía Barón, además de ser en secreto el entrenador de penales de los ratones verdes desde tiempos inmemoriales.

Aceptando sin conceder, como dicen los malos imitadores de los malos abogados, si de veras es cierto que Salinas sigue siendo el verdadero papas fritas, estamos fritos. No puede ser que, de la misma manera en que México no puede generar un defensa como Rafa Márquez y a sus 80 años todavía se dependa de él, tampoco se haya producido un nuevo villano favorito.

Eso habla muy mal de nosotros.

Salinas nonato, ¿were are you?

jairo.calixto@milenio.com
www.twitter.com/jairocalixto