Política cero

Pido un aplauso para el Pacto por México, que falla más penales que el Atlas

Uno de los momentos más conmovedores en la historia de la incomprendida democracia mexicana se dio en la entrega de reconocimientos de la revista Quién a los 50 personajes que mueven a México. La publicación especializada en temas de celebridades, trendings y temas del corazón de piedra, corazón, también se ha interesado por el livin la vida loca de los políticos, así que en un acto de un gran sentido de lo periodístico y de reconocimiento espiritual le entregó un premio al Pacto por México. Y aunque usted no lo crea, personajes de la talla de Luis Videgaray, Jesús Zambrano, Camacho Quiroz y Gustavo Madero —baluartes de la institución sobre la que se ancla el futuro de la patria— acudieron a la fastuosa ceremonia.

Interesante, no solo porque el Pacto haya conciliado intereses y voluntades ideológica e históricamente incompatibles para el lucimiento de los choznos de don Plutarco, sino porque justo en el momento de su conversión en el Pancho por México, al borde de su enésimo exterminio los protagonistas se unen una vez más para hacerse acreedores al aplauso del público conocedor.

Un aplauso como el que recibieron  panistas y priistas por parte del PRD cuando se enteraron, gracias a Bloomberg y al Wall Street Journal, que ya se estaban arreglando en lo oscurito para la venta de garage de Pemex, mientras AMLO le mandaba cartitas a Santa para que las petroleras no fueran a comprar la paraestatal. Aunque tampoco se necesitaba hacer un gran trabajo de investigación para saber que tricolores y blanquiazules se iban a poner de acuerdo para que Pemex se transforme en un congal con ideas modernas.

Claro, lo que no saben los inversionistas extranjeros es que lo que podrían adquirir, además de pozos y plataformas, sería una fuente inagotable de corrupción. Es lo que dice el ingeniero Cárdenas, que algo ha de saber del tema y que exige que se corten cabezas. Y sin mencionar a Robero Deschamps.

Yo pido un aplauso para Leonel Godoy que, en su calidad de medio hermano supuesto narco- diputéibol y rey del michoacanazo afirma: “Lázaro Cárdenas es un coctel para criminales”. Espero que se refiera al puerto y no a mi general. Como sea, no importa que el Pacto haya fallado más penales que el Atlas, sino que como al pulque, le falte un grado para ser carne.

jairo.calixto@milenio.com

www.twitter.com/jairocalixto