Política cero

El PRD, ese partido "chupacabras"

Cuando se escuchó aquello de “No me dejé llevar por los abucheos”, no pensé que se tratara de Marco Fabián, al que en los estadios de futbol le gritan más que a los nazarenos. Y en realidad de inmediato supuse que se trataba del siempre folclórico Gustavo Madero, al que los calderonistas tratan peor de lo que los ha tratado el ex presichente Fox. Luego supuse que el de la voz era Chucho Zambrano, al que los de Morena me los menosprecian gachamente como si él no fuera garante del más prístino y modernizador pensamiento del ala más izquierdista del priismo por ilustrar. Muchos acusan a los morenianos de sectarios, pero tampoco es reprochable pues quién en su sano juicio, con un poquito de autoestima, querría juntarse con el clan de los jesuseses en la boca. Bueno, cómo estará la cosa que ni en el Pacto por México los extrañan; nomás aflojaron lo que tenían que aflojar y ahora ya ni les pelan como en La Colorina.

 Solo esperemos que para subir su rating a Los Chuchos no se les ocurra descamisarse como Mancera, ni Marx lo permita.

A lo mejor el Instituto Chuchístico de Verano para recuperar algo de la afición perdida tendría que armarse unos anuncios espectaculares como las del senador Mario Delgado del PRD –el ex secre de Educación con Ebrard– cuya mirada desgobernada nos vigila por todo el DF, superando las ambiciones bigbrotherescas del góber chiapaneco. Así, sería bonito ver a Ortega, Zambrano y Navarrete en promocionales con Ninel Conde como hiciera Delgado en otras campañas, otros gámbitos, para hablar del bullying. ¡Ay, qué tiernos!

Así las cosas, nada más nos falta ver a Los Chuchos bailando “El Asejeré” con la Lady templaria como la senadora del PRD Iris Mendoza, que ya dijo que eso no es veldá, que pasaba por ahí. Sí, seguramente confundió a La Barbie con Katy Perry que le gusta usar el mismo vestuario.

Lo mismo pueden alegar los Broncos de Denver ante las acusaciones de vender el Super Bowl, que la tan aparatosa derrota fue casual. Pobres, no necesitaban un grupo de autodefensa, sino uno de autoayuda. Eso sí, Peyton Manning es el Fausto Vallejo de la NFL. Del show de medio tiempo, lo mejor fue cuando cantó Pedrito Fernández.

Como sea, en cualquier momento dirá Fox que el PRD chuchista, como Cuba, es un partido chupacabras. Sería una exageración, sobre todo viniendo de alguien que ha recibido del gobierno mexicano más condonaciones que los hermanos Castro.

jairo.calixto@milenio.com

www.twitter.com/jairocalixto