Política cero

#Notuvimossismo #Chale

El gobierno federal debería de aprender de las estrategias de Apple para atraer  clientelas e inversionistas, sobre todo ahora que trata de seducir a quienes viven en la economía informal para que caigan en las redes de un poema del SAT.

Y es que en vez de presentar solo gadgetería fina para hipsters, wannabes y Godínez con capacidades distintas, la compañía de la manzanita, como dicen los cursis, regala a quienes adquieran sus equipos o entren a iTunes el nuevo disco de U2, Songs of innocense. Algo que genera abucheos entre los haters de la banda que por moda fingen odiar a los irlandeses para quedar bien con los profesionales del resentimiento.

Así, con en ese ejemplo, en lugar de que Peña ofrezca cosas como IMSS y derecho a caerle a emergencias del Issste, vales de despensa y pases para Oaxtepec con tal de atraer a los informales hacia el programa Crezcamos juntos (o sea, mejor le hubieran puesto Ponme la mano aquí, Macorina, habría sido más honesto), hay que hacer citas con los clandestinos a través de cosas más estimulantes.

No sé, un VTP al rancho de Padrés en Sonora con derecho a chapotear mientras corre a delegados de la Profepa y Sagarpa; una suscripción al canal de televisión de Germán Larrea pues será el más dirty, cochino, ácido, sulfatoso cobrizo, nivel porno-tóxico de la historia; o de plano la grabación de los representantes de la Semarnat donde afirman que ni el diluvio universal ni una invasión extraterrestre podrían pertubar su naturaleza elefantiásica y nívea del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México.

Como quiera que sea, de haberse dado el debate entre Marcelo Ebrard y Mancera a los informales se hubieran podido obsequiar boletos de ring side. Sobre todo porque en plena temporada de cacería de Marchelo (nada más falta que le digan yijaidista) seguro iban a llegar a hacerle el paro al jefe de Gobierno la chuchiza en calidad de relevos australianos. Más ahora que ya están en calidad de tales valentones como diría Calderón, solo porque en las elecciones perredistas creen que lograron grandes hazañas al darle en la torre al ingeniero Cárdenas, a los Bejaranos y Sotelo, personajes ya muy desmejorados.

No pensé que Dios me iba a prestar vida para ver cómo el doctor Mancera le daba la vuelta a entrarle a ese enfrentamiento con su ex jefe que el siempre ingenioso Don King habría llamado #Tenemossismo.

Desperdició don Miguel Ángel una bonita oportunidad para completar el parricidio.

jairo.calixto@milenio.com

www.twitter.com/jairocalixto