Política cero

Mínimo con espátula y sosa cáustica

Catémoc Blanco, que como todos sabemos es un avezado político y un hombre de una cultura superior, acusa al PRI y al PRD de querer desestabilizar su gobierno como presidente municipal en Cuernavaca. No lo dudo pues es un personaje comprometido con la justicia social, las transformaciones revolucionarias y la cuatemiña como palanca ideológica. Sin embargo, el de la joroba tendría que cambiar de asesores que quieren desaparecer el mando único, pues no le han dicho (ni modo que se ponga a leer los periódicos) que no debería de preocuparse por la oposición en estos días.

Igual, siempre van a querer hacerle barridas con los tacos por delante, pero Catémoc ahora tiene más herramientas para defenderse como en los tiempos en que lo perseguían las teiboleras para que les hiciera un favor.

Por ejemplo, es muy difícil que el nada grato de Graco Ramírez continúe en su empeño por menoscabar las alianzas con los regidores en Cuernaroca, pues va a estar muy ocupado tapando narcofosas en Morelos, estado al que le falta un grado para ser Iguala. Es lo malo de querer tapar la realidad con discursos chuchistas; con sus referencias es seguro que todavía tiene la oportunidad de ser candidato presidencial.

En particular ahora que el PRD vive momentos de incertidumbre por la cursi renuncia de Navarrete-Navarretín, quien después de mucho despedirse (hizo más giras del adiós que las Flans y Magneto juntos) al fin dejó la presidencia a la que estaba culiatornillado.

Curioso que en el mejor estilo del priista Eduardo Bours cuando lo de la Guardería ABC, Don Charly admitió que al fin iba a poder dormir tranquilo desde que llegó al cargo y le tocó el caso de los Abarca de la Parca y los 43 de Ayotzinapa, donde se le olvidó el internacionalismo proletario.

Según Agustín Basave, el nuevo dirigente que con toda probabilidad será sometido tarde o temprano a un linchamiento poblano por las tribus, va a blindar al partido contra el crimen organizado y la corrupción.

Para lograr el objetivo, primero va a tener que hacer un exorcismo, no sin antes sacar a Los Chuchos con una espátula y sosa cáustica.

No mi Cuau, y con los priistas desorientados por no saber si irse con la finta de Aurelio Nuño, no se me preocupe.


jairo.calixto@milenio.com
www.twitter.com/jairocalixto