Política cero

Que Mancera levante la manita

Con cierta urgencia, el senador Barbosa del PRD llama al doctor Mancera para que levante la mano y sea ungido como candidato del Partido de la Revolución Democrática para las elecciones presidenciales 2018. En otras circunstancias esto parecería más un ejercicio de futurismo exagerado, pero tomando en cuenta que don Miguel Ángel se la ha pasado deshojando la margarita ante la angustia del chuchismo perredista, pues en efecto más vale tomar providencias. Sobre todo ahora que las malas lenguas y los sospechosistas afirman que el jefe de Gobierno más bien está esperando a ser candidato del PRI, que para eso ha trabajado de manera concienzuda y detalladamente.

No creo. Más bien el admirabílisimo personaje está esperando a ver cómo va a acabar la desbandada del PRD, pues no tendría ninguna lógica encabezar la campaña presidencial de un partido que tiene menos adeptos que el Necaxa.

Claro que tampoco Mancera se puede esperar tanto tiempo. Los Chuchos están acostumbrados a hacer antesala y a rasparse las rodillas, pero hasta ellos tienen un límite. Digo, no le vaya a pasar lo que a Marcelo Ebrard que luego del fuego amigo recibido (Joel Ortega quería echarle la culpa de manera inobjetable del choque en la estación Oceanía y de paso del colgón de más de dos horas en el Metro Buenavista, pero no daban los tiempos) de pura lástima alcanzó a entrar en las boletas electorales de Movimiento Ciudadano, ahí de candidato suplente. No se vale, ya casi me lo ponen a instalar casillas electorales y hasta le han de haber ofrecido chamba de embarazador de urnas.

Como quiera que sea, don Miguel Ángel no puede tomarse mucho tiempo en decidirse, no vaya a terminar como el Pato Zambrano gritando: “¡Defiéndeme, procurador, me están diciendo drogadicto!”.

Se ve que de la Universidad del Big Brother sale puro aspirante a estadista o émula de las Ladies de Polanco.

O peor aún, aventándose un duelo de albures con El Bronco y Calderón, que anda desatado. En una de esas veremos al ex preciso al que los priistas sin morderse la lengua acusan de ser culpable de debilitar las instituciones, placeándose en programas tan honorables como Guerra de chistes. Incluso parece que para la cena de gala ofrecida en Guanajuato con la grata presencia del respetable ex presidente, y por la que cobraron mil pesos por comensal, se incluyó el show del Perro Guarumo y tienes derecho a que te grite: “¡Chavista!” en tu cara o que te acuse de ser un peligro para México. 

Mancera, no te tardes, no seas ingrato.

jairo.calixto@milenio.com

www.twitter.com/jairocalixto