Política cero

¡"Kafkapulco golden" para todos!

Con razón estaban muy mesurados los altos representantes del gobierno federal con la decisión de la Tremenda Corte sobre la despenalización de la mariguana y su uso lúdico-mágico-sideral solo para las cuatro personas afiliadas a Smart, que a estas alturas debe estar recibiendo más solicitudes de admisión que la Ronda Uno.

En otro momento histórico una decisión de esta naturaleza sobre la mística yerbosa habría llevado a nuestros gobernantes, siempre tan open mind y nada conservadores, a ponerse peor que El Piojo Herrera cada vez que ve a Martinoli, como el mismísimo Calderón que con toda probabilidad habría pedido que el 27 Batallón de Iguala se la dejara cayetano a los magistrados; pero en este caso estaban serenos, morenos.

Por supuesto, todos unificados en un mismo discurso bien planteado y documentado por el licenciado Peña que pedía la apertura de un gran debate nacional sobre las drogas, algo que prácticamente no ha venido ocurriendo en el país por tratarse de un tema tabú.

Y se comprende todo esto, pues hay cosas más importantes por las cuales preocuparse; y no me refiero a Carrizalillos, Guerrero, donde parece haber más narcofosas que en Cocula e Iguala (bueno, ya ven lo que dice el foxiano señor don Bronco: "La mayoría de los desaparecidos tienen o tuvieron alguna razón para estar desaparecidos").

Por eso es que mientras contaba las órdenes de aprehensión contra los canallas y temibles maestros disidentes, don Aurelio Nuño seguramente estaba pensando en su futuro como Presidente de la República sin hangar presidencial. Debió ser toda una contrariedad, sobre todo por el nuevo avionzote que ya está por llegar y que solo podrá estacionarse cinco años en ese faraónico edificio, de la talla de la nueva sede del INE, pues en el aeropuerto de Texcoco (ese que el senador Lozano defiende con más ahínco que al aplazamiento del apagón paradójico) al parecer no contemplaron un lugar para el Boeing presidencial deluxe. Ni modos, el secre de la SEP ya se ve pidiendo pensión en el aeropuerto de El Peje.

A ver si no termina estacionado tan magnífico palacete aéreo en los cerros con deslave incluido de Santa Fe.

Con qué habrán diseñado todo ese plan, ¿con una pequeña ayuda de la Kafkapulco golden?

jairo.calixto@milenio.com
www.twitter.com/jairocalixto