Política cero

Joserra "vs." "El Piojo" Herrera

¡Extra! ¡Extra! ¡Joserra y El Piojo no se van a casar por falta de pan, sino que pelearán a tres rounds sin límite de verbo! Ya se vio el primero que fue nada más de calentamiento. Una esperada contienda que estará mucho mejor que cualquiera de esas peleas sabatinas que son más aburridas que los contrincantes de Kahwagi y Canelo juntos. Y más documentada y menos dada al galimatías que las reformas en telecomunicaciones, donde todos están viendo el agujero tapado con masking tape como en ala de avión de VivaAerobús, y nadie hace nada.

Aunque debo reconocer que las estrategias del gobierno federal son como las de los equipos grandes (Francia, Alemania, Holanda) en el Mundial de Brasil: instalados en el repliegue táctico (que no es lo mismo que “echarse pa’ atrás”), esperan que los contrincantes se desgasten bajo el calor abrasador y la humedad, administran sus recursos, se prepararan para los clavados y en los últimos minutos van al abordaje cuando el enemigo está más atolondrado que el compatriota que le reclamó a Van Persie en vez de a Robben por engañar al árbitro y ganar el triste penal, aunque tengo la sospecha de que más bien confundió a Mireles con Robben luego del look estilo Lex Luthor que le dejaron en el penal de máxima seguridad que se está poniendo de moda. Es que hasta entre penales hay clases. 

Pero de regreso a la bronca del año que supera con creces a la de la reforma en telecomunicaciones (en este tema lo único que une a PRI, PAN y PRD es que ninguno tiene interés en amparar a algún grupo monopólico porque son gente muy decente y muy proba como el senador Javier Lozano, por eso mientras Chabelo, El Compayito, Sabadazo y Viva la alegría hasta en el Canal del Congreso yo sería feliz), el técnico nacional, endiosado por tanto elogio y aturdido por las críticas, pero sintiéndose muy preponderante y nada transitorio, afirmó que él no es títere de nadie “como dice Joserra”. Parecía Sarkozy diciendo que “Nunca actúe contra el Estado de derecho”. Y el comunicador le respondió que sí le imponen cosas, que sí lo obligan a ciertas cosas y lo retaba a un debate. 

Así se ve que José Ramón Fernández, terror del periodismo deportivo, tendrá un triunfo contundente. A menos que le avienten toda la carrocería mediática como a los panistas que manosean garotas. Pobrecitos, igual que la policía defeña que atropelló a un ciclista y ya está libre, luego de haberse autodefendido diciendo que le sembraron una caguamas en la patrulla. Chale.

jairo.calixto@milenio.com

www.twitter.com/jairocalixto