Política cero

¿Cómo que es suyo, que Blatter es el padre?

Para ser suizo, Joseph Blatter es muy mexicano. De hecho, a juzgar por la manera en que ha enfrentado estos michoacanazos contra la FIFA y sus brothers de la Concacaf, no se diga el desprecio de los santurrones de la UEFA, cualquiera diría que se tomó un curso propedéutico de control de daños en el PRIcámbrico temprano, el Instituto Chuchístico de Verano o en la CTM. Con su estilo de líder petrolero, lo primero que hizo don Sepp fue sentirse ofendido ante las sospechas de dirigir a una banda de maleantes (de hecho solo le faltó interpretar el clásico de Los Toreros Muertos que al calce dice: “¡¿Cómo que es mío, que yo soy el padre?!”; luego pasó a negar tres veces a todos los apañados por el FBI llamándolos cobardes y traidores. Y es que, en efecto, Chuck Blazer y Jack Warner hacen ver a Jolopo, Moreira y Granier como ejemplos de orden, honradez y ornato.

Pero lo mejor vino después cuando Blatter, prácticamente vestido de agorero del desastre, y mientras Platini le exigía su renuncia, predijo “que vendrán otras malas noticias”.

Algo que parecería un poco obvio dadas las circunstancias, casi tanto como las sospechas de los Chuchos de que Ángel Heladio Aguirre Rivero les está pintando el cuerno con el PRI.

Comoquiera que sea, la advertencia de Blatter, que debe estar buscando a Muñoz Rocha para que le ayude a esconderse, solo puede ser comparada con lo que ha dicho el jefe de la multinacional OHL, a la que tiro por viaje se le acusa de ser más transa que Oceanografía y dada al conflicto de interés como Higa, además de la aparición consuetudinaria de audios donde se revela su estilo de abducir clientela. Este hombre declaró lo que cualquier político mexicano acusado de desfalco: “Nunca nos habían difamado así”, como si el estilo mexicano de difamación no estuviera apegado a derecho.

Dicen que es muy probable que OHL contrate como el INE a Rigoberta Menchú para que, a pesar de sus altos costos de operación (la premio Nobel de la Paz explicó que ninguna persona es blanca palomita que viva del aire y que hay que cobrar para sostener su fundación), los ayude a limpiar su imagen.

Igual si se coopera con ellos Mr. Blatter, les alcanza.


jairo.calixto@milenio.com

www.twitter.com/jairocalixto