Política cero

¡Arriba el "Potro", abajo el "Piojo"!

Seguramente embriagados, y con justa razón, por el triunfo de la selección Sub 17 ante los argentinos, que traían el hacha y no la historia desenvainada, tanto el doctor Mancera como el góber de Michoacán se sintieron tan optimistas que anunciaron lo siguiente: el primero, que ya había negociado con los maestros de la CNTE y que en honor al portero Gudiño se iban a replegar; el segundo afirmó que la llegada de la Marina y el Ejército al estado que dirige será solo temporal. Eso sin contar la promesa del secretario de Gobernación, que dijo que muy pronto se restablecería la paz y la concordia en estados un poquito afectados por la violencia.

Cosas que, claro, ocurrirán al estar debidamente cimentadas en la realidad, la ciencia y sentido común. Casi tanto como las aspiraciones del Nini Verde, que quiere ser góber, quizá solo para demostrar que puede hacer ver a Granier como gente sencilla.

Ojalá y el representativo nacional en Abu Dabi triunfe sobre Nigeria para que nuestros políticos, visceralmente emocionados, tengan renovados bríos positivos, que no positivistas, que ni es lo mismo ni es igual. Sí, que anuncien que vamos a crecer 7%, que pronto estaremos en el primer mundo, que los 5 mdd de recompensa que se ofrecen por Caro Quintero sí serán suficientes para apañarlo, y que Los Chuchos perredistas en efecto serán cancerberos de la austeridad republicana.

¡Sí se puede!

Incluso lograr que no prospere la malvada idea de retirarles la pensión a los ex presidentes que tantos favores nos hicieron. Sería una perrada y el colmo de la ingratitud dejar a estos próceres de la patria sin tan simbólica remuneración por las horas de alegría y buen humor que nos proporcionaron.  Además, los promotores de esta infamia han de querer que se usen esos recursos para la cultura que, gracias a nuestras autoridades, ha recibido un recorte presupuestal bien merecido. Ya era hora que alguien se diera cuenta de que esas ondas de la creación artística están sobrevaloradas y que no coadyuvan. Por eso cuando Octavio Paz obtuvo el Nobel nadie fue a celebrar al Ángel.

Como sea, si estos chicos pueden vencer a los africanos, ya de plano que el Potro Gutiérrez sustituya al Piojo Herrera y que esta entregada muchachada se enfrente a la temible Nueva Zelanda.

Sobre todo antes de que sean maleados por el sistema, la Femexfut, la televisión, los promotores, las teiboleras, los patrocinadores y se tropiecen sistemáticamente con cáscaras de bacachá.

jairo.calixto@milenio.com

www.twitter.com/jairocalixto