Política cero

¡Arriba "El Piojo"!

Yaaa papaaá, ahora sí pueden vender Pemex, estamos en octavos de final, no le aunque que nos toque Holanda. Digo, sobre todo si pensamos que pudo haber sido Chile, en una especie de maldición echeverrista (“México para los chilenos, y Chile para los mexicanos”, afirmó en un encuentro binacional que luego resultó premonitorio).

Y lo mejor fue que la FIFA, mucho más serena, morena, no castigó a México por el vocablo maldito que fue gritado por la sabia afición mexicana a la manera de un mantra que, de manera chamánica y en un momento dado, pasó del portero croata al árbitro, que demostró estar más ciego que el IFE, el INE y la PGR.

Fue tal el éxtasis del triunfo sobre Croacia, que casi me puedo imaginar la cara piojesca del embajador de EU cuando a través de la cuenta de su embajada mandó felicitar a la selección deseándole la mejor suerte para el juego venidero, en un tuit que parecía patrocinado por Esso, Exxon  y Chevron.

A ver si esto le tienta el corazón al doctor Mancera con lo del Hoy No Circula que tiene al borde de un ataque a los automovilistas que ya están vendiéndole su alma al diablo para comprarse un Porsche último modelo para poder pisar las calles defeñas. Con el gol de El Chicharito como se alivianó un poco el jefe de Gobierno (con gran sentido humanitario ahora los coches viejones tendrán que pasar hasta la prueba Enlace y el Toiffel para estacionarse). Digo, está bien que su objetivo sea que regrese el PRI al DF, pero no hay que exagerar. Un poquito de morigeración, ahí como cosa suya.

Lo bueno es que tampoco en el PRI las cosas están de plácemes. Pues con un triunfo casi como el de contra Croacia, ya hay nueva dirigencia en el PRI- DF. De manera inobjetable atestiguamos la llegada de un nuevo líder, Mauricio López, ex jefe de asesores de Gobernación, cuyo discurso parecía redactado por Fidel Velázquez con una pequeña adenda por tener a manera de gran aliado a Tonatiuh González, uno de los Topo Gigios de Catémoc El Suavecito de la Torre. Algo que contribuirá a sacar al tricolor de la era de las cavernas para transportarlo mágicamente a la Edad Media. Al que lo vi tan entusiasta fue al Piojo. Luego de ver los estropicios que hizo la multitud fanática, ni imaginar los grandes desastres que se ocasionarían si México le gana a Holanda. Nada más hay que ver cómo dejaron en Kafkapulco a la pobre Diana Cazadora. En caso de que Mexico ganara el Mundial, esto acabaría peor que Chernóbil.  ¡Arriba El Piojo!

 

jairo.calixto@milenio.com

www.twitter.com/jairocalixto