Política cero

¡Apañones jalogüinescos, Batman!

Muy entretenida y lúcida, que no lucida, la bronca vía Twitter entre el senador Barbosa, por lo que queda del PRD, y ese toro enamorao de la luna que es Gustavo Madero, que como quiere ser menos ranchero y norteñote que El Bronco en vez de responderle conforme a derecho (el ex chucho insinuó que el panista había movido la onda para reducirle impuestos a los refresqueros), le dijo que no dijera pendejadas ni fuera pendejo. Don Miguel comentó que nomás no le calaron estos epítetos.

En lo particular me parece muy bien que los antagonistas políticos diriman así sus diferencias, y entender quién sí y quién no es el pendejo.

La verdad yo pensé que, como la policía del eufemismo anda suelta, iban a apañar al talentoso
Mr. Madero como agarraron los sheriffs ucranianos a Chewbacca por hacer actos de campaña a favor de Darth Vader en plena veda electoral galáctica, en el mejor estilo de El Piojo Herrera.

Esto, sin duda, inspiró a las autoridades mexicanas, que en un muy bien planeado operativo jalogüinesco, Batman, sometieron a diversos líderes magisteriales de la CNTE acusados de todo, inclusive de apoyar a Boko Haram y muy probablemente de haber diseñado los complós de las casa blanca y el temible basurero de Cocula.

En una de esas hasta les puede caer la ley Omar Fayad por andar de contestatario en internet.

Y todo porque tan heroica propuesta, que al final fue aprobada por la rabiosa mayoría prianista que celebró echándose unos buches de las aguas negras del imperialismo, no traía un origen claro ni quién jijos la había parido. Por eso Barbosa, quién sabe por qué, señaló hacia el PAN como autor intelectual de tan espléndida medida para que los doctores tengan más chamba atendiendo diabéticos y también los dentistas, como si los blanquiazules pudieran tener nexos con ciertas industrias.

Eso es imposible.

Comoquiera que sea, es una tranquilidad que el gobierno se haya instalado en la tolerancia cero contra aquellos que andan en la dizque lucha social, y se la pasan de revoltosos sin valorar los mayúsculos beneficios de la reforma educativa.

Por eso mandaron a los maestros detenidos a la Estrella de la muerte, menos para El Chapo, de Almoloya.

Todo está tan bien que, según el delegado de Sedesol en Tamaulipas, con 320 pesos alcanza para la despensa de la semana.

jairo.calixto@milenio.com
www.twitter.com/jairocalixto