Desde el biopoder

Grandes compañías contra políticas antiinmigrantes en EUA

El mercado de migrantes en Estados Unidos representa miles de millones de dólares para las grandes compañías como Facebook, Apple, Microsoft y Amazon. A la par, la comunidad migrante representa la puerta de acceso a diferentes países de América, entre ellos, México.

A los grandes consorcios les conviene, desde cualquier ángulo, económico, social o político, fijar posturas a favor de los migrantes. Una postura contra los indocumentados, sería ganarse el rechazo de millones de personas tanto en Estados Unidos como en otros países.

De acuerdo con el informe "Tendencias sobre la migración internacional", difundido por Naciones Unidas (ONU), el número total de mexicanos que, actualmente, radican fuera de su país de origen es de 12 millones 339 mil 062, de los que 6.57 millones son hombres y 5.76 millones son mujeres.

La cifra de migrantes mexicanos en Estados Unidos, el país que absorbe al mayor número de ciudadanos de México, es de 12 millones 950 mil.

Ante este panorama, directores de 14 de las principales compañías de Estados Unidos, pidieron al gobernador de Texas, Greg Abbott, dejar de apoyar legislaciones discriminatorias como la recientemente aprobada, ley SB 4 que autoriza a policías locales aplicar leyes de inmigración.

Los presidentes y directores ejecutivos de las compañías explicaron en una carta enviada al gobernador de Texas, que, sin importar el país de origen, las firmas trabajan por atraer, y retener a los mejores talentos, fomentar la reubicación de nuevos negocios y lograr expansiones.

Para los presidentes y directores generales de Facebook, Mark Zuckerberg; de Apple, Tim Cook; de Amazon Jeff Wilke; de IBM, Ginni Rometty; de Google, Sundar Pichai; y de Microsoft Corp, Brad Smith, la discriminación es errónea y no tiene lugar en Texas ni en ningún otro lugar.

La misiva fue motivada por la promulgación, el pasado 7 de mayo, de la ley estatal SB 4. La legislación, que entrará en vigor a partir del próximo 1 de septiembre, permitirá a los agentes de policía el poder preguntar acerca del estatus migratorio a toda persona que haya sido detenida por cualquier motivo, incluyendo las rutinarias paradas de tráfico.

Texas ya es el centro de atención de la comunidad internacional. Por ahora, cientos de manifestantes irrumpieron en el Capitolio Estatal en Austin, para protestar contra la ley SB 4. Las propuestas continuarán tanto en Estados Unidos como en otras partes del mundo y ninguna compañía puede desdeñar la importancia de la migración.

 jaime.zambrano@milenio.com