OPLEs

Habrá que aprenderse estas nuevas siglas y meterlas dentro de nuestro repertorio para cuando hablemos de elecciones. Entramos en la fase de la selección de Consejeros de los Organismos Públicos Electorales Locales (OPLEs), que sustituirán a los organismos públicos locales antes dedicados a organizar, supervisar y calificar las elecciones en todos los estados del país. Por ahora, el Instituto Nacional Electoral (INE) nombrará 126 consejeros para las 18 entidades que tendrán elecciones locales en 2015, para lo cual lanzó en cada uno de los 18 estados, una convocatoria abierta a las y los ciudadanos que reúnan los requisitos solicitados y tengan interés en participar. Tal parece que el INE seguirá el calendario de las elecciones locales, para el nombramiento de los consejeros respectivos, hasta cubrir a todas las entidades del país.

No olvidemos que en 2015 también habrá elecciones federales de diputados y algunos senadores para el Congreso de la Unión, en las que se pondrá a prueba la Reforma Constitucional que creó al INE. Por lo visto, la antigua estructura del IFE, ahora renovada con funcionarios que formarán parte del Sistema Profesional Electoral Nacional (SPEN), se hará cargo de esas elecciones federales, mientras que los OPLEs únicamente participarán de las elecciones locales. Cabe preguntar entonces cómo quedarán constituidas las Juntas Locales (estatales) del INE y si éstas tendrán también Consejeros Electorales, pues todo apunta a que sea el Consejo General del INE el que supervise directamente las elecciones federales en cada entidad. Lamentablemente, habrá un escenario de división de funciones que no abona al federalismo que la Reforma Constitucional prometió reforzar. Los OPLEs bien podrían contribuir también a la organización local de las elecciones federales, de manera de aligerar el costo gigantesco que representa la proliferación de estructuras orientadas a la organización de las elecciones.

Uno de los argumentos para “nacionalizar” las elecciones fue el evitar la influencia de los gobernadores, no solo en la conformación de los organismos electorales locales, sino en el conjunto de las elecciones. Sin embargo, al acotar la función de los OPLEs a la dimensión local, se está dejando en manos del organismo electoral nacional los procesos electorales federales. ¿Podremos exigirles a los consejeros generales del INE que hagan directamente la supervisión electoral adecuada para evitar la intervención de los 32 gobernadores, incluido el DF? Además, por qué solamente se busca evitar la influencia de los gobernadores, cuando hay grupos locales de presión, partidistas o poderes fácticos, que también pervierten el sentido democratizador de los organismos electorales. De ahí la importancia de reforzar el carácter ciudadano de los OPLEs en torno de los principios de imparcialidad, independencia, certeza y transparencia, para todos los procesos electorales.

El INE hará un esfuerzo significativo por elegir consejeros electorales locales. Hará públicas todas las etapas para elegir 126 consejeros en 18 entidades del país. Verificará que las solicitudes cumplan con todos los requisitos, hará un examen de conocimientos, oirá los ensayos que presenten los candidatos, valorará el currículo mediante entrevista, cuidará la equidad de género en la selección. Dará a conocer los resultados a más tardar el 30 de septiembre. Resalta la intención expresa de blindar al INE y, simultáneamente, de hacer transparente las opiniones de los partidos en torno de los expedientes recibidos. Entre las dificultades emergidas, hay dos inquietudes expresadas por Acción Nacional y el PRD: que el examen se acote a conocimientos dejando fuera destrezas y habilidades comprobadas de los solicitantes, y el desacuerdo con que participen quienes hayan formado parte del Sistema Profesional Electoral recientemente. Contradictorio. No obstante, tamaño esfuerzo de selección debería federalizar las atribuciones de los OPLEs.


Blog de análisis Glocal NICAM - OMPA aquí-allá: http://nicam-ompa.blogspot.com/ japreco@hotmail.com