Metrópolis desafiadas

Acabo de recibir El Atlas de las Metrópolis, publicado por Le Monde Diplomatique en español. Unir la historia a la geografía, la cultura a la geopolítica, abre conocimientos certeros sobre desafíos cruciales para la existencia cotidiana en las urbes y su viabilidad futura. Derecho a la ciudad, calidad de vida para poder vivir mejor juntos, nos remite a los aspectos elementales vitales como disponer de agua, manejar nuestros desechos, disfrutar de la naturaleza a pesar del asfalto y las construcciones, desplazarnos en redes multimodales que terminen con el imperio del automóvil, propiciar la intermunicipalidad, romper la segregación urbana con sus diversos formatos discriminatorios, combatir el abandono y deterioro creciente de los centros urbanos, tanto como la degradación de sus periferias, retan al ejercicio de ciudadanía en las metrópolis a las que se quieren libres de violencia y desplegando su potencial civilizatorio.

Las grandes urbes rechazan, están superpobladas, contaminan su entorno cercano y alejado, persisten ellas mismas contaminadas. Son la máquina de habitar y el motor de la mercantilización a ultranza que fomenta la especulación inmobiliaria, los créditos subprime generadores de una crisis mundial inédita. Expulsan y segregan, propician acumulaciones cuantiosas mediante la desposesión, sea de viviendas que se abandonan por incapacidad de pago de créditos bancarios, o sea por el despojo de tierras comunales y ejidos que, en el caso mexicano, son fuentes de conflictos irresolubles; sobre ellas se erigen viviendas ridículamente minimalistas, junto con grandes construcciones que entran en la bolsa sin fondo de zonas irregulares. Pero, la metrópoli también seduce. En torno de ella se elaboran imaginarios de convivencia que sueñan en ciudades inteligentes, participativas y gobernables, redensificadas, sensuales por su oferta cultural, biodiversas en su preservación responsable del ambiente, caminables, conectadas al mundo desde la interculturalidad.

La Guadalajara metropolitana enfrenta esos desafíos desde las herencias innovadoras que aportaron arquitectos, urbanistas, gestores con imaginación que enriquece lo público social. Ética y derecho a la ciudad se fortalecieron con los trabajos de varios arquitectos-urbanistas, que lamentablemente ya no están con nosotros: Daniel Vázquez, con su propuesta de Consejos de Colaboración Municipal; Jorge Camberos, quien ideó toda una disciplina de planeación y planificación urbanas; Esteban Wario, quien encabezó el último imaginario coherente de metrópoli, con todas sus implicaciones y proyecciones inteligentes. Terminamos el siglo pasado con ideas rectoras de una imaginación creativa, pero la fragmentación de intereses, combinada con una crisis sistémica y planetaria, aisló e hizo imperar egoísmos que penetraron en todos los ámbitos de la vida actual, sin que se vislumbren soluciones de fondo. Quedamos huérfanos frente a la falta de imaginarios que plantearan un horizonte cívico, civilizatorio, centrado en el derecho a la ciudad.

Sin ideas capaces de agrupar lo diverso, de reunir lo disperso,  de integrar y no excluir, ni discriminar, ni despreciar irresponsablemente la naturaleza, sin tener un imaginario unificador de las partes, la metrópoli tapatía enfrenta desafíos cruciales. Dos muestras de ello: potenciar la trascendente decisión de crear el Instituto de Administración Metropolitana, cuestionado inicialmente por falta de apertura hacia el amplio y complejo tejido de organismos sociales que sueñan y trabajan por una ciudad para todas-os. Y el caso de las Villas Panamericanas, que más allá de un conjunto habitacional grandote, representa el paradigma negativo del crecimiento urbano irracional: construido en una zona sensible para la captación de agua para la ciudad, no se apega siquiera al ordenamiento del Plan Parcial de Desarrollo Urbano, ni se responsabiliza de los impactos negativos que nos afectan a todos. Cuidado, donde fraccionadores y constructores impongan el criterio de la especulación y la impunidad, nuestro derecho a la ciudad será vulnerado. 

japreco@hotmail.com

Blog de análisis Glocal NICAM - OMPA aquí-allá: http://nicam-ompa.blogspot.com/