Ayotzinapa: Desafíos al Estado y la sociedad

Los familiares de los 43 normalistas desaparecidos encabezan el mayor desafío que haya enfrentado el Estado mexicano después de 1968. Un gobierno impedido por sus residuos autoritarios para dar respuestas a fondo de los problemas y demandas de cambio político e institucional, aunado a una sociedad polarizada entre sectores movilizados por el hartazgo frente a la injusticia, la impunidad política gubernamental, la extensión de la corrupción y la complicidad con el crimen organizado, otra parte de la sociedad que, desde las instituciones y las cúpulas de las corporaciones, llama a la renovación del Estado, y una buena parte de la población que está atemorizada por la persistente criminalización de la protesta pública, fruto de un tratamiento parcial y sesgado sobre los verdaderos orígenes y actores de la violencia desatada en varios lugares del país. Cierto, persisten estrategias políticas violentas, pero ellas se confunden con estallidos incontrolados y particularmente con provocadores con fines aviesos.

Algunas lecturas de las movilizaciones detonadas por Ayotzinapa, subrayan los focos de violencia como si eso fuera la característica principal de las acciones colectivas de protesta y denuncia. El discurso presidencial pretende descalificar esas acciones por su carácter desestabilizador en contra de su gobierno, le acompañan voceros con amplia difusión en medios electrónicos de comunicación. El Ejército, uno de los actores de la violencia estatal cuestionado, se siente acosado, injustamente juzgado por tribunales civiles, utilizado por una estrategia policial que no terminan por compartir y finalmente marginado en su rol institucional por la suspensión del desfile este 20 de noviembre, decidida por el Ejecutivo federal. Sin embargo, el carácter pacífico de las movilizaciones les deja sin argumentos. Lo cual no significa que las demandas de soluciones reales sean enérgicas y reclamen acciones concretas que muestren resultados frente a la magnitud y profundidad de la violencia y la inseguridad que vivimos.

Se está conformando un polo nacional popular en torno de la convocatoria a la Asamblea Nacional Popular de Guerrero, que tiene claras demandas unitarias, las cuales son compartidas por un vasto conglomerado de organismos sociales y de personas sin partido: terminar con la impunidad política, hacer realidad una política de Estado legítima por la seguridad y el combate al crimen organizado. Redefinir el rol del Ejército, de la Gendarmería Nacional y de todos los organismos policiales en una política de seguridad pública articulada al combate de las causas estructurales de la violencia. Eliminar la corrupción pública y privada, reforma profunda del Poder Judicial, para procurar e impartir justicia eficientemente y de manera comprensiva para toda la sociedad, cuestionar en su conjunto al paquete de reformas “estructurales” del gobierno federal, especialmente la educativa, que quisiera eliminar las normales rurales y que pretende un modelo educativo dominado por objetivos mercantiles y privatizadores.

Entiendo que estas demandas aún no están enunciadas como programa de acción de este polo nacional popular, pero intuyo que hacia allá tienden a conformarse. No obstante, también hay demandas sostenidas por diversos actores que participan de este polo, pero que no son unánimes.  Como todo momento de crisis, la acción colectiva prueba los alcances de propuestas grupales que no reúnen la conformidad de todos. Conviven tendencias instituyentes de un pacto social nacional desde abajo, con exigencias que no se transforman en acuerdos políticos para destituir al Presidente de la república. Sobre la marcha se acuerdan formatos de resistencia civil cuyos matices se exploran en los límites de la lucha pacífica. En este polo converge la Asamblea Interuniversitaria, los movilizados por democratizar al Instituto Politécnico Nacional, la Coordinadora Nacional de Trabajadores por la Educación, organizaciones campesinas y sindicales, organismos y personas de la sociedad civil. Surge otro México post 20 de noviembre.

 

japreco@hotmail.com

Blog de análisis Glocal NICAM

OMPA aquí-allá: http://nicam-ompa.blogspot.com/