Ruta Norte

Un breve experimento

Hago un experimento. “En las debilidades del Estado moderno”, artículo de Umberto Mazzei, este politólogo italiano describe algunas características del actual estado mexicano. Por claro y contundente, lo cito in extenso: “El problema central del Estado moderno es la representación de la voluntad popular.

Con los sistemas actuales de sufragio periódico, el elector delega su voluntad política con el voto y la soberanía popular se desplaza a sus representantes.

En realidad, se desplaza a los partidos políticos, que suelen ser poco democráticos y por eso vemos perpetuarse las camarillas de los mismos en el poder, jugando a las sillas ministeriales.

Esa perversión existe por la pérdida del sentido comunitario, que es la base implícita de la representación; en su lugar ahora se consulta a masas desconectadas, amorfas, fáciles de manipular, como dice José Ortega y Gasset en La rebelión de las masas.

La representación y la base social amorfa, promueven una clase de políticos profesionales que se constituye en una oligarquía que defiende por igual intereses propios o de particulares, en un clima de confusión irresponsable, como dice Alain de Benoit.

Son gobiernos elegidos que no trabajan por los intereses de la gente y del país; son gobiernos de Partidocracia, como ya decían en los 60 Giuseppe Maranini, Georges Burdeau, Maurice Duverger y otros sociólogos políticos. La partidocracia siempre servirá intereses propios y no de esa mayoría que engatusa con cuentos ideológicos, slogans, promesas mentirosas y onerosos espectáculos de movilización.

En el estado moderno, las telecomunicaciones son el principal instrumento para orientar esa opinión pública informe y llevarla hacía los objetivos que se desean, al punto de que se convirtieron en importante arma de guerra.

Arma para la guerra cultural y psicológica, la de desinformación y propaganda; cuyo último frente operativo son Internet y las redes sociales”.Bien. Mi experimento consiste, o consistió ya, en simular que el texto citado se refería a México.

Mazzei habla en general, ciertamente, pero al leerlo me pasó lo que quise compartir con el breve simulacro: tuve la impresión de que en muchos puntos describía a México, sobre todo en el referido a nuestros gobernantes: “una clase de políticos profesionales que se constituye en una oligarquía que defiende por igual intereses propios o de particulares”.

Casi nada. Más claro ni el agua o las trapacerías del Verde Ecologista. 



rutanortelaguna@yahoo.com.mx/@rutanortelaguna/http://rutanortelaguna.blogspot.mx