Rompiendo records

Durante mi infancia escuché de los adultos comentarios del enriquecimiento ilícito de Miguel Alemán Valdés. Se decía que ese presidente inauguró en México la “corrupción descarada”. A partir de entonces la corrupción y la impunidad se institucionalizaron en las altas esferas del poder. Recuerda, la “i” del PRI, significa institucional.

Sumados todos los sexenios después de Alemán, son 65 años de saqueo ininterrumpido por presidentes, gobernadores, munícipes funcionarios públicos y…. Los mexicanos somos extremadamente tolerantes por permitirlo durante seis décadas y media sin poner un hasta aquí.

Debido a nuestra tolerancia crónica (por no llamarle estupidez crónica), todos los gobiernos se han servido con la cuchara grande a expensas del pueblo. Tal vez excepto los de Ruiz Cortines y López Mateos ???

El actual es el gobierno más corrupto de los últimos 65 años. Rompió todos los records, incluidos los de los panistas que padecimos durante 12 años. Con Peña creció el número de millonarios vinculados al poder político, simultáneamente creció el repudio de los ciudadanos. Peña abrió un abismo entre la opulencia y la miseria. Los políticos del círculo cerrado de EPN y sus amigos, también son amigos de lo ajeno.

A propósito de lo ajeno, el gobierno federal perpetró un golpe sin precedentes al erario de la nación mediante una compleja maniobra: la estafa maestra, descubierta por el diario digital Animal Político y la asociación civil: Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.

En la estafa maestra están involucradas 11 dependencias del gobierno federal, 8 universidades públicas y 128 empresas fantasma. Entre las dependencias figuran: Pemex, Banobras y varias secretarías de estado; entidades lideradas por íntimos de EPN, incluidos: su primo Alfredo del Mazo, Rosario Robles, Emilio Lozoya, Ruiz Esparza y otros incondicionales suyos que él protege.

La estafa maestra asciende a la extraordinaria cantidad de: $3.4 mil millones de pesos. Esta fortuna sustraída de las arcas de la nación, bien podría aplicarse a escuelas, educación, salud y servicios sociales en zonas marginadas rurales y urbanas.

Lo dicho, el gobierno actual rompió todos los records en corrupción e impunidad.

PD. Finalmente no progresaron las maniobras para imponer el pase automático al fiscal carnal. Peña Nieto tendrá que encontrar otro guardaespaldas.

jaimemarinsr@jmarin.com