Y la maestra ¿qué?

Además de atentatoria contra nuestro idioma, la modita es snob. El iniciador fue Vicente Fox, no lo hizo deliberadamente, lo hizo debido a su ignorancia. Me refiero al empleo equivocado de hacer mención por separado a los dos géneros: masculino y femenino, cuando la regla gramatical es neutra para referirnos a hombres y mujeres en una frase.

Ser ranchero no justifica ser inculto. Fox exageró. La cultura es un proceso de formación que inicia en la infancia y, dependiendo del individuo --o la individua, diría él-- continuará toda su vida. De nuestros padres aprendemos a hablar. Si ellos no hablan correctamente, y dicen: oi, en vez de oye; ira, en lugar de mira y edá, por verdad; pos ahí empieza la descomposición.

El lunes pasado se celebró el “Día del Maestro”. Y la maestra ¿qué? ¿La pasaron por alto? Lo mismo sucedió con “El día del Niño”. Y la niña ¿qué? ¿No existe? Si por snobismo deseamos continuar con la desafortunada modita, deberíamos decir: el día del maestro y la maestra; así como: el día del niño y la niña.

Si los integrantes (e integrantas, diría Fox) del Congreso de la Unión, cometieron la torpeza de “rebautizar” a su cámara, como cámara de diputadas y diputados; sigamos con la cadena de barbarismos, rebauticemos a la cámara alta como cámara de senadoras y senadores.   

Respecto al uso del género gramatical, hay una manera única para referirse a seres de uno u otro sexo. Se trata de los sustantivos comunes. Paradójicamente, personajes que por razones de la función que desempeñan --políticos de “alto rango” y un buen número de “comunicadores”-- desconocen el empleo correcto de los sustantivos cuando hablan y cuando escriben, ellos también son culpables de la descomposición de nuestro idioma.

Un profe snob dijo: Los alumnos y alumnas que se consideren preparados y preparadas pueden avisar a su maestro o maestra para ser evaluados y evaluadas. ¿Qué tal?

El origen del masculino en los sustantivos como forma neutra nada tiene que ver con asuntos sexistas, El hecho es que en el armado de una frase, el empleo del vocablo masculino identifica la forma neutra: ellos y ellas.

PD. A raíz del asesinato de Javier Valdez, EPN recibió en Los Pinos a un grupo de periodistas que exigen justicia. Si no están en su nómina, los ve como enemigos porque lo critican. Aparte de su eterno bla-bla-bla, no hará nada; lo sabemos.

jaimemarinsr@jmarin.com