Comentarios

Mi hijo Ricardo me dice que gracias a que tengo acceso a escribir en este diario, se me presentan oportunidades de abordar temas interesantes, sin necesidad de llevarlos al terreno de la crítica.

Yo digo: las circunstancias actuales del entorno social, político y económico que estamos padeciendo en México no las podemos soslayar, hacerlo significaría que lo que sucede en nuestro entorno no nos afecta, cuando las evidencias demuestran lo contrario.

Definitivamente hay muchas cosas positivas que están sucediendo en México gracias a iniciativas ciudadanas, pero hay muchas más que debieran suceder por iniciativas gubernamentales para que progresemos y mejoremos la mala reputación que tenemos en el extranjero*. Para ese efecto, el gobierno tiene mucho que hacer, pero no hay nadie en sus filas que tenga la capacidad y la voluntad para llevarlo a cabo. Con discursos no se resuelve nada.

Las consecuencias de esta lamentable situación no son únicamente económicas. Debemos recuperar el reconocimiento y la admiración que teníamos años atrás entre los países miembros de la ONU y el resto del mundo. Ésta no pretende ser una posición nacionalista de mí parte, sino un asunto que urge superar.

Cada nota que escribo es resultado de un proceso de análisis y reflexión. Me sentiría muy satisfecho de comentar --de ser cierto-- que gracias a los maestros afiliados a los dos monstruosos sindicatos y malévolos líderes que los operan, la educación en México está entre los primeros lugares de los países afiliados a la OCDE**. Desafortunadamente no es así.

Quisiera comentar que los políticos mexicanos son honestos y comprometidos, eso sería una quimera. Los políticos nuestros son de los más corruptos del planeta***.

Mis supuestas críticas no son tales, sólo son comentarios de la triste realidad y el diario acontecer en nuestro México. No podemos, aunque queramos, tapar el sol con un dedo. Las evidencias están ahí, no se pueden ocultar.

 

*Nuestra reputación está en el sitio 192 de 200 países. Sólo 8 están en peores condiciones que nosotros. Fuente: East-West Communications, Co.

**De acuerdo a la prueba PISA, de los 34 países miembros de la OCDE, nos encontramos en el último lugar.

***Figuramos en el lugar 106 de 177 países. Fuente: Índice de Percepción de la Corrupción (CPI) de Transparencia Internacional.

 

jaimemarinsr@jmarin.com