Bergoglio, el latino

Existen innumerables casos de creencias equivocadas, éstas, las más de las veces son externadas por una pasión desbordada debido al desconocimiento. Así sucedió el 13 de marzo de 2013 cuando Jorge Mario Bergoglio fue consagrado Papa.

Ese día los católicos mexicanos manifestaron su alegría por tan memorable acontecimiento. La gente, eufórica, afirmaba que se trataba del primer papa latino de la historia, cuando por cerca de 500 años todos los Papas fueron latinos, es decir: italianos. Durante más de cuatro siglos los Papas fueron italianos. La tradición la rompió Karol Wojtyla, polaco, convirtiéndose en Juan Pablo II. Le sucedió Joseph Ratziger, alemán, quien adoptó el nombre de Benedicto XVI.

En la historia del papado hubo solo dos Papas no italianos, Gregorio III de origen sirio (siglo VI) y Rodrigo Borgia, valenciano, se hizo llamar Alejandro VI al convertirse en pontífice (1492). A excepción de estos dos, todos los demás Papas fueron latinos, en virtud de que Italia es cuna de la raza y la cultura latina.

Un poco de historia

Los latinos eran una de las muchas etnias de origen indoeuropeo que llegaron a la península Itálica en el curso del II milenio A. C. Su lugar de origen no se conoce con exactitud. Las dos hipótesis más acreditadas son la de Europa central danubiana y, según la historiografía greco-romana, la de Asia Menor.

En el sentido original del término, la raza latina es la del pueblo fundador de la Roma antigua, la del Imperio romano que difundió la civilización latina sobre todas las provincias que conquistó.

Hoy, los "países latinos" se agrupan en regiones que se nombran latinas debido a la cultura romance, cuya lengua, herencia cultural o étnica se derivan de la Roma Antigua. Estos países son los italoparlantes, hispanoparlantes, francoparlantes, lusoparlantes y rumanófonos.

Jorge Mario Bergoglio nació en Buenos Aires, hijo de un matrimonio de inmigrantes italianos nativos de Portacomaro Stazione, región del Piemonte al noroeste de Italia. Claro que Francisco es latino, no solo por ser argentino, sino por su ascendencia italiana.

Conclusión

Latinoamérica es un continente multirracial, hoy día existen etnias indígenas autóctonas en todos los países latinoamericanos; además de inmigrantes de diferentes razas provenientes de todo el mundo: anglosajones, eslavos, germanos, negros, asiáticos y más.

Jaimemarin@jmarin.com