Radar

A ver si con el "Rey Midas" sí

Si como aseguran funcionarios de la Comisión Nacional de Seguridad, Juan Manuel Álvarez Inzunza, alias el Rey Midas, lavó en la última década 4 mil millones de dólares de la organización delictiva que encabeza el detenido Joaquín el Chapo Guzmán y su aliado Ismael el Mayo Zambada, habrá que ver si su detención el fin de semana en Oaxaca, ahora sí ayuda a que el gobierno mexicano adquiera información y desmantele y castigue la red de complicidades, con la que opera el cártel más poderoso, no sólo de México, sino del mundo.

Eso no pasó tras la segunda recaptura del Chapo en enero pasado, quien era el mafioso más buscado del planeta, ni luego de su primera detención, y prueba de ello es que no sólo no se avanzó en la lucha contra el narco, sino que el Cártel de Sinaloa lejos de debilitarse, se fortaleció con Guzmán Loera en prisión.

Nada importante ocurrió tampoco en el actual gobierno peñista después del 22 de febrero de 2014 que anunciaron con bombo y platillo la recaptura del Chapo, quien había estado prófugo 13 años desde que se escapó en los inicios del gobierno de Vicente Fox. Días después de aquella detención, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, afirmó que detenido el Chapo, el siguiente objetivo sería la detención del Mayo. Lejos de cumplir esa meta, Guzmán Loera se les volvió a escapar en julio del año pasado.

Por ello la pregunta es si ahora sí, la detención del Rey Midas se aprovecha para debilitar financieramente al Cártel de Sinaloa y las nóminas que pagaban los capos para su protección en el ámbito policial, judicial, político y empresarial. ¿Qué políticos se corrompieron y les abrieron paso a cambio de sus dádivas? ¿Qué policías los protegían? ¿Qué empresarios hicieron negocios y se enriquecieron ilegalmente con parte de estas sumas extraordinarias que se lavaron del narcotráfico en la última década?

Esta información adquiere especial relevancia en Jalisco, ya que junto con ciudades de Baja California y Sinaloa, fue en el Área Metropolitana de Guadalajara donde más empresas y casas de bolsa se instalaron para blanquear el dinero de este grupo delincuencial.

Habrá que ver también si ahora que atraparon al principal lavador del Cártel de Sinaloa, el gobierno federal se decide a aplicar por vez primera la figura de la extinción de dominio, para además de confiscar toda la riqueza acumulada por estas mafias y que es base de su poder corruptor, recupera un poco de la credibilidad perdida.

Esa oportunidad no se ha capitalizado, porque esta figura legal sigue sin utilizarse pese a que luego de su segunda recaptura en febrero, el propio Chapo confesó tener flotillas de transporte que incluía aviones y hasta submarinos, e incluso ofreció a sus policías captores empresas y casas para que lo dejaran escapar luego de que lo detuvieron en Los Mochis.

Si la detención que presume el gobierno es de tal relevancia lo sabremos en la medida que se recupere algo de los 4 mil millones de dólares blanqueados en los últimos 10 años. Veremos. (Salgo unos días de descanso, vuelvo el martes 5 de abril. Gracias por la lectura).

 

twitter: @jbarrera4   

jaime.barrera@milenio.com