Radar

La triple marca del #CampusParty Jalisco

Inició ayer la séptima edición del #CampusPartyMX, la tercera en forma consecutiva en Jalisco. Abrió con tres nuevas marcas, que sin duda representan un avance en la búsqueda de consolidar a la entidad como un polo de innovación y creatividad tecnológica.

La primera es que el Campus Party Jalisco mantiene un ascendente paso cuantitativo de 5 mil campuseros más en cada una de sus ediciones. Empezó con 10 mil en 2014, subió a 15 mil el año pasado, y ayer arrancó con 20 mil, que desde hace dos semanas llenaron el cupo. Hecho que confirma a este evento que se realiza en la Expo Guadalajara, como el encuentro de tecnología para jóvenes más grande del mundo. El doble de los que se reúnen en Londres, Berlín, Madrid, Milán. Es, por donde se le vea, una práctica exitosa que se logra por una buena combinación de voluntades políticas (Gobierno del Estado, Universidad de Guadalajara, Ayuntamientos alfaristas, y ahora el Gobierno federal que a través de la Secretaría de Desarrollo Social  y el Instituto de la Juventud dieron becas para que vinieran jóvenes de las 32 entidades de la República) y el aprovechamiento de activos como la Expo Guadalajara, que con su creciente e inigualable funcionalidad, atrapa a propios y extraños. A partir de ayer y hasta el domingo, será el hotel de 7 mil 500 jóvenes que ahí duermen, se bañan y trabajan día y noche.

La segunda marca es que en Jalisco se logró evolucionar el Campus Party de un evento a un proceso. Se articuló la formación, desarrollo y comunicación continua entre las comunidades de jóvenes talento, que a lo largo del año en los llamados Campus Party Night, celebrados mensualmente en el Teatro Diana, trabajaron y perfeccionaron proyectos que inicaron hace un año y acabarán de afinar en esta gran plenaria que convoca también a los gurús consagrados del mundo hacker, gamer y geeks.

La tercera se llevará incluso una distinción que quedará en la historia. Se trata del Récord Guinnes que darán al llamado Hackatón, por el número de equipos desarrolladores de aplicaciones, que pondrán a competir para que transformen sus ideas en tecnologías que solucionen problemas que ayuden al desarrollo social y al combate a la pobreza. En eso empezaron a trabajar desde ayer y antes de que el encuentro concluya el próximo domingo se distinguirá al mejor proyecto.

Serán, pues, días que en la Expo Guadalajara y en sus inmediaciones se respire creatividad, innovación y energía emprendedora al estilo medio caótico de la generación que nació en plena época de la revolución de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. Los millenials y los aún más jóvenes, que tan decisivos y claves empiezan a ser en los equipos que conviven con los Baby Boomers y los de la Generación X.

Sin duda un evento más que pone la marca de Guadalajara en el escenario mundial. Una buena noticia de la parte del México de oportunidades, de donde ojalá salgan soluciones para las muchas partes del México que no las tiene y que hoy se incendia.

twitter: @jbarrera4   

jaime.barrera@milenio.com