Radar

El tercer sector de Jalisco a la ONU

Un paso más para avanzar como comunidad en materia de participación ciudadana, para crear así contrapesos, y a la vez mejores esquemas de colaboración, desde las organizaciones de la sociedad civil tanto con el poder político como con el económico, se dará este fin de semana en el marco de la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo (CIPD) a la que convoca la Organización de las Naciones Unidas  en Nueva York.

En este foro los protagonistas no son los funcionarios del sector público ni los líderes empresariales, sino los  representantes del llamado tercer sector, ese que integran muchas organizaciones de ciudadanos que atienden necesidades de grupos vulnerables de la población o impulsan proyectos a favor de las poblaciones, y que cubren necesidades que el Estado y el mercado han dejado de lado.

De Jalisco, va David Pérez Rulfo, director general de Corporativa de Fundaciones, esta organización que trabaja y apoya a muchas organizaciones de la sociedad civil con capacitación y asesoría en la gestión de recursos.

Llegará a Nueva York con un documento que se trabajó  aquí de forma colectiva y que llamaron “Postura ante la Agenda Internacional”, en el que plantean que la participación de la sociedad civil se debe concebir, entre otros factores la sustentabilidad y el estado de derecho, como indicadores para medir el desarrollo, y no sólo los aspectos económicos. Si se midiera más allá del Producto Interno Bruto, México no aparecería en el lugar 14 sino en el 60, plantean.

“Concebimos al desarrollo impulsado por todos los actores sociales: la sociedad civil organizada, gobierno, empresa, academia, los organismos internacionales, los medios de comunicación y la ciudadanía en general”, se lee en el primer párrafo del documento que presentará Pérez Rulfo a nombre de esta organización civil jalisciense, en este foro internacional donde se terminarán de definir los Objetivos de Desarrollo Sustentable del Milenio, para el 2015-2030, la llamada Agenda Post 15.

“Desde esta riqueza”, añaden, “destacamos a los actores no gubernamentales como agentes claves de desarrollo (…) la naturaleza y origen de las OSC está directamente relacionado con una agenda de atención a los problemas sociales y a la solución de sus causas, proporcionando servicios en ámbitos complementarios y en ocasiones suplementarios a los estatales”.

El que Corporativa de Fundaciones, y otras agrupaciones mexicanas del tipo, participen en estos debates abonará sin duda para atender de manera oportuna las tendencias que se discuten a nivel global en materia de población y desarrollo, y que no nos pase como país lo que sucedió con la agenda y los objetivos del Milenio que se plantearon para los primeros quince años, y a los que la agenda nacional se ajustó muy tardíamente.

Buen viaje David, ya nos platicarás a tu regreso.

 

twitter: @jbarrera4   

jaime.barrera@milenio.com