Radar

La temeraria apuesta de los "Villatours"

Con la apertura hoy de las puertas de la Villa Panamericana para hacer visitas guiadas y defender la viabilidad de esos edificios para vivienda, su constructor Francisco Cornejo llega al debate cuatro años tarde para tratar de convencer de un proyecto que al menos hoy tiene todo en contra en la opinión pública. 

El dueño de Grupo Corey se quita así la mordaza que primero le puso el gobierno que encabezó Emilio González Márquez, cuando le pidió construir a marchas forzadas el albergue para los atletas que participarían en los Juegos Panamericanos, a 22 meses de su inicio y luego de que fracasaron en el intento de edificarlo en el Parque Morelos, la Barranca de Huentitán y el Bosque de La Primavera.

Desafía también al gobierno priista que encabeza Jorge Aristóteles Sandoval, cuyos operadores siempre le pidieron no ventilar el asunto en la opinión pública, mientras aplicaban numerosas auditorías al gasto en la construcción y administración de la Villa, en la que se invirtieron al menos 340 millones del fondo de pensiones y 690 millones del IPROVIPE.

¿Por qué hasta hoy sale a defender el proyecto que propuso en diciembre de 2009 a Emilio y posteriormente al mandamás de la Organización Deportiva Panamericana, Mario Vázquez Raña, quien estaba a punto de llevarse los Juegos a otra parte, y sólo apoyó el proyecto a cambio de una fianza de 50 millones de dólares que pagó el gobierno estatal, ya que si la obra no quedaba a tiempo, Vázquez Raña se iba pero con todo y esa indemnización que haya afectado aún más las finanzas públicas?

La respuesta es simple. Los 800 mil pesos que se gastan mensualmente en el mantenimiento del complejo panamericano, que consta de 4 edificios con 950 departamentos de dos y tres recámaras, está agotando los recursos del fideicomiso que se integró en abril en 2012 pero que se formalizó hasta diciembre de ese mismo año.

¿Por qué se tardó tanto en la integración de ese fideicomiso? ¿Por qué se constituyó casi 14 meses después de finalizada la justa deportiva continental? ¿Se debió a todos los recursos públicos que sin control alguno se destinaron a esa obra cuando los créditos bancarios se cancelaron por las suspensiones del Tribunal Administrativo del Estado?

Sin duda, aunque tarde, la comparecencia voluntaria y pública que hoy inicia el empresario constructor de las Villas podría ayudar a tener el panorama completo de lo que sucedió y en qué y cómo se ejercieron los recursos públicos que se le canalizaron, y ver si empatan con la contabilidad que entregó el gobierno saliente.

Cornejo reclama algo así como 380 millones de pesos por el terreno y la construcción de las Villas. Pero también saldrá a dar el debate por que los departamentos se habiten ya que, asegura, nunca violó los planes parciales, considera un mito que la zona de El Bajío sea de alta filtración del agua y alega que la zona de La Primavera con la que colinda es la mejor cuidada.

La cruzada de Cornejo por su patrimonio traerá serias y reveladoras implicaciones. Al tiempo...

twitter: @jbarrera4   

jaime.barrera@milenio.com