Radar

La promesa #1 de Aristóteles a prueba


A su llegada a la Secretaría de Movilidad a fines de julio del 2015, el principal reto de Servando Sepúlveda y su equipo era mantener viva la principal promesa de gobierno de su jefe el Gobernador Aristóteles Sandoval: modernizar el transporte público y articular un nuevo esquema integral de movilidad, para que en conjunto con el transporte masivo y el impulso al transporte no motorizado, se lograra desincentivar el uso del automóvil para aspirar a una ciudad más sustentable, con menos contaminación, y con traslados menos lentos que mejoren la calidad de vida de los que habitan el Área Metropolitana de Guadalajara y las principales ciudades del Estado.

Como se recordará, Sepúlveda, con un perfil más policial que técnico, relevó en el cargo a Mauricio Gudiño (hoy subsecretario de administración en la Sepaf), quien luego de un gran desgaste por las resistencia de los transportistas, dejo el cargo con claros logros y fracasos. Le dejó a Servando un instrumento clave para guiar los trabajos para la modernización del transporte como fue la nueva Ley de Movilidad, fruto de una consulta popular, y que los gobiernos estatales de las últimas cuatro décadas se habían propuesto sin lograrlo. A la salida de Gudiño, Servando encontró fuertes tensiones dentro de la Semov y hacia fuera con los transportistas, por el inconcluso registro de los transportistas, necesario para detectar placas y concesiones apócrifas e iniciar así el ordenamiento de camiones y taxis.

Ese fue uno de los primeros asuntos a los que se avocó el nuevo titular de la Semov. Tuvo que retomar las negociaciones con los que se habían opuesto rotundamente al empadronamiento de rutas y transportistas por lo irregular de su situación. Sin mayores anuncios y más como una estrategia personal, creó la Comisión Interinstitucional Ruta Empresa (CIRE) para empezar a tratar de desmantelar la sobreposición de rutas y terminar con las concesiones individuales del modelo Hombre Camión, que por años ha provocado una competencia ruinosa y condiciones de explotación de los choferes que causó y sigue causando muchas muertes de peatones y usuarios. En los últimos meses se trabajó en las reformas normativas, en su difusión con los concesionarios y la licitación de las rutas troncales y complementarias, así como en el litigio de los amparos que presentaron los transportistas que aún se resisten al cambio.

En esas estaban en la Secretaría de Movilidad, cuando en febrero pasado, a los 18 meses de Servando en el cargo, recibió un ultimátum de 90 días del gobernador para dar muestras claras de los avances de su principal promesa de gobierno. Ese plazo concluye el próximo lunes 8 de mayo y en la Semov se dicen listos. Mañana más del tema.

jaime.barrera@milenio.com
twitter: @jbarrera4