Radar

El primer Fiscal, primer relevo tras el 7 de junio

El hilo se reventó por lo más delgado y justo un mes después de la paliza electoral que sufrió el PRI, el primero en dejar el gabinete del gobernador Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, es Luis Carlos Nájera, único funcionario del gabinete del sexenio pasado que logró permanecer en el poder pese a la derrota panista.

El mandatario estatal no pudo sostener más a quien pasará a la historia como el primer fiscal general de Jalisco, ya que a las presiones que tuvo desde el primer momento (que decidió no sólo mantener a quien fuera el secretario de seguridad pública durante toda la administración del panista Emilio González Márquez, sino aceptarle una ambiciosa propuesta para reformar la Constitución estatal y crearle una poderosa fiscalía que fusionaba a la SSP que encabezó, con la ex Procuraduría General de Justicia),  se sumaron otras circunstancias que hicieron imposible mantenerlo en el cargo que ocupó 2 años cuatro meses.

A las inconformidades de importantes grupos del PRI que nunca se explicaron cómo Aristóteles dejó en manos de un funcionario de un gobierno blanquiazul una posición de poder clave, se sumó la presión del gobierno federal que desde noviembre pasado incluyó a Jalisco en el paquete de entidades con crisis de seguridad como Tamaulipas, Michoacán y Guerrero. Esa percepción negativa se agravó luego de las jornadas delictivas de alto impacto ocurridas aquí con el Cártel Jalisco Nueva Generación desde marzo pasado en Ocotlán, Sebastián del Oeste, y el pasado 1 de mayo en Villa Purificación y la propia Zona Metropolitana de Guadalajara, que coincidió con el arranque del Operativo Jalisco. La gota que derramó el vaso, fue el asesinato el 19 de junio pasado, de quien fuera delegado del ISSSTE y ex dirigente estatal del PRI, Javier Galván Guerrero, que volvió a poner a Jalisco como la entidad donde mueren más funcionarios públicos. Hoy sabemos además que tras ese incidente el Fiscal presentó su renuncia que le fue aceptada hasta ayer.

Otro factor decisivo para que se haya dado ayer el primer cambio en el gabinete del regreso del PRI al poder en Jalisco fue el descalabro electoral del pasado domingo 7 de junio que sufrió el tricolor, que fue leído por muchos como un severo voto de castigo a los gobiernos priistas locales, y a partir del cual se generaron toda una serie de reclamos de ajustes en el Ejecutivo estatal. En este contexto, fueron también determinantes las críticas de los ganadores del Partido Movimiento Ciudadano a las alcaldías de la Zona Metropolitana en el sentido de que trabajarían más en el diseño de una policía metropolitana, por los pocos  resultados, que consideraban, ha dado la Fuerza Única que se impulsó en la nueva Fiscalía.

Nájera interrumpe así una carrera de más de 20 años consecutivos en la primera línea de la burocracia policial que inició como director de la Policía Municipal de Zapopan, la continuó en Guadalajara y en el gobierno estatal los últimos ocho años. Suena Eduardo Almaguer,  actual secretario del Trabajo, para el relevo.

 

twitter: @jbarrera4   

jaime.barrera@milenio.com